Estrategia - Relaciones Internacionales - Historia y Cultura de la Guerra - Hardware militar.

Strategy – International Affairs – History and culture of War – Military Hardware.

Nuestro lema: "Conocer para obrar"
Nuestra finalidad es promover el conocimiento y el debate de temas vinculados con el arte y la ciencia militar. La elección de los artículos busca reflejar todas las opiniones. Al margen de su atribución ideológica. A los efectos de promover el pensamiento crítico de los lectores.

Our maxim: “understanding before action”
Our purpose is to encourage the knowledge and the debate of issues connected with art and military science. Selection of articles attempts to reflect different opinions. Beyond any ideological ascription. In order to impulse critical thought amongst our readers.

viernes, 15 de febrero de 2013

¿Qué piensa Irán del MOU?


COMENTARIO: Mucho se ha hablado en la prensa argentina sobre el Memorándum de Entendimiento (MOU, por sus siglas en inglés) firmado por los gobiernos de Argentina y de Irán para la conformación de una Comisión de la Verdad que permita esclarecer el atentado terrorista contra la AMIA. Pero, ¿qué es lo que dice la prensa iraní? Como vemos en este artículo publicado en Teherán los intereses realmente servidos son los de ese país y no los de Argentina. 

 

IRÁN, ARGENTINA y la DIPLOMACIA de la VERDAD
En un mundo golpeado por la desconfianza, las amenazas y el unilateralismo, Irán y la Argentina han acordado descubrir la verdad acerca del caso AMIA. Al efecto, los ministros de relaciones exteriores de Irán y de la Argentina firmaron un memorándum de entendimiento el 27 de enero de 2013 llamando al establecimiento de una Comisión de la Verdad compuesta por cinco abogados independientes. Uno no debería equivocarse en evaluar los esfuerzos hechos por ambos ministros para mostrarle al mundo que en medio de la turbulencia mundial es aún posible arreglar diferencias entre países mediante el entendimiento y a los medios justos en base a un acuerdo en común. En los 19 años pasados, las autoridades iraníes han constantemente insistido que la verdad acerca de este caso debe ser descubierta porque el caso original fue investigado por un juez parcial y corrupto. Irán no solo estaba temeroso de que la verdad fuera descubierta, sino, también, que insistió que el mundo entero debía conocer la verdad sobre el caso. En consecuencia, el acuerdo está estrictamente en línea con la postura diplomática iraní.



Esto es porque el MOU (por sus siglas en inglés) establece que los comisionados “deben conducir una revisión de la evidencia relacionada con cada una de las personas acusadas” (Art. 3). Los comisionados, luego de haber revisado la evidencia, “expresarán sus puntos de vista y enviarán un informe”, también contiene recomendaciones en el “marco de la ley y las regulaciones de ambas partes” (Art. 4). Esperamos que el informa, eche luz a los aspectos oscuros del caso y que finalmente encuentre a quienes estuvieron realmente detrás del ataque terrorista, o al menos entienda por quienes fueron hechas las acusaciones falsas y sin evidencia por todos estos años.
Si los abogados independientes descubrieran la verdad, sería beneficiosos para la Argentina, también, porque el saber la verdad es un prerrequisito para que la justicia y comprender que la investigación estaba siguiendo pistas falsas ayudaría a poner a la justicia en el curso correcto, nuevamente. La Argentina, también, podría entender que en tales casos, uno debe mirar primero en su propia casa para encontrar pistas.
El MOU, también, provee las posibilidades de interrogar a las personas acusadas en una reunión que será llevada a cabo en Teherán con la participación de autoridades judiciales iraníes y argentinas, con los comisionados, también, presentes (Art. 5). Algunos comentaristas han elevado su preocupación sobre si el poder ejecutivo puede exceder estos límites e interferir en los asuntos judiciales mediante la agregación de temas o de alguna manera violar los derechos de los individuos.
Por varias razones, no creemos que la ley o los derechos de los individuos hayan sido violados. Primero de todo, si los informes muestran –y estamos seguros de que sí- una falta de evidencia respecto de las acusaciones contra personas inocentes, ellas deberán ser indemnizadas, y en virtud del MOU no habrá necesidad de otros interrogatorios de esas personas porque ambos países han acordado que “ellos tendrán en cuenta las recomendaciones de los comisionados para acciones futuras” (Art. 4).
Esta reunión no podrá ser realizada hasta que el informe de la comisión sea elevado. En segundo lugar, mientras la reunión tenga lugar en territorio iraní, la ley iraní será la que prevalezca y un juez iraní presidirá la reunión, pero siendo que las personas no han sido acusadas por un juez iraní, él no permitirá que sean interrogadas. Finalmente, está claro que nuestra diplomacia ha tenido en cuenta los derechos de los individuos mientras negociaron el MOU.
Esto es lo que se lee: “Nada en este acuerdo hará peligrar los derechos de los individuos garantizados por ley” (Art. 8). Según la ley iraní y la Constitución de Irán, los ciudadanos iraníes pueden sólo ser sometidos a un interrogatorio por un juez competente iraní basado en evidencia firme. Por esta misma razón el MOU no ha creado obligaciones a las personas que asistan a la reunión y les ha dejado el derecho de decidir si concurren o no por su propia voluntad.
Como hemos visto, todo el proceso ha sido diseñado por diplomáticos pensando más que nada en encontrar la verdad. Y este es el hecho por el cual nuestro país ha estado insistiendo sobre este caso y en otros similares por todos estos años –mayormente que los Estados Unidos y el régimen sionista han manipulado a jueces corruptos y a políticos débiles para servir a sus intereses ilegítimos bajo el disfraz de la justicia.
Esperamos que las legislaturas de ambos países ratifiquen pronto al MOU, en orden de asegurar el camino para que la verdad sea descubierta y la justicia servida.
Traducción: Carlos Pissolito.

No hay comentarios: