Estrategia - Relaciones Internacionales - Historia y Cultura de la Guerra - Hardware militar.

Strategy – International Affairs – History and culture of War – Military Hardware.

Nuestro lema: "Conocer para obrar"
Nuestra finalidad es promover el conocimiento y el debate de temas vinculados con el arte y la ciencia militar. La elección de los artículos busca reflejar todas las opiniones. Al margen de su atribución ideológica. A los efectos de promover el pensamiento crítico de los lectores.

Our maxim: “understanding before action”
Our purpose is to encourage the knowledge and the debate of issues connected with art and military science. Selection of articles attempts to reflect different opinions. Beyond any ideological ascription. In order to impulse critical thought amongst our readers.

martes, 29 de octubre de 2013

Decepción, la NSA no nos espiaba.

 

 

USA espiaba a todos... pero no a la Argentinaa pena.

El espionaje era una política de Estado (si es cierto que no sigue siendo) de parte de USA, y en la que estaban involucrados encumbrados funcionarios, según avanza la investigación que comenzó con la difusión de datos que tenía Edward Snowden, analista de la National Security Agency. Sin embargo, entre los muchísimos países y gobiernos espiados, no aparece la Argentina que, sin embargo, se asumía como un fuerte crítico de USA. En verdad, los Kirchner parecen haber sido irrelevantes hasta para la NSA.
Irrelevante Argentina: No merece ni ser espiada por USA. La política exterior de los K es exitosa en lograr el aislamiento del mundo.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). La web WikiLeaks difundió un mapa de contacto de los espionajes de teléfonos y correos electrónicos realizados por la estadounidense National Security Agency, que depende directamente de la Casa Blanca.
 
La Argentina, a agosto de 2010, no aparece como objetivo de espionaje estadounidense. Es cierto que tampoco Chile ni Uruguay. Pero en el caso de la Argentina K, ha presumido de crítico de USA, y le ha infligido algún daño como la bancarrota de la idea del ALCA, en la Cumbre de las Américas realizada en la ciudad de Mar del Plata en 2005.
 
Sin embargo, ese 'corte' informativo de agosto de 2010 exhibe que la Argentina no aparece entre los objetivos de la NSA, que tenía un centro de escuchas regional en Brasilia, capital federal de Brasil.
 
En medio de la discusión sobre si el Presidente estadounidense tenía conocimiento o no sobre el espionaje, el director Nacional de Inteligencia, James Clapper, hizo públicos varios documentos anteriormente clasificados sobre programas de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA). 
 
Los documentos datan en su mayoría de 2009, cuando la Casa Blanca presionó al Congreso para aprobar secciones de la Ley Patriótica, aprobada en 2001 tras los atentados del 11S, que iban a caducar, aunque incluye también informes de 2011. 
 
De esos documentos el sitio WikiLeaks hizo un análisis y mapa de contacto, pero la Argentina no aparece.
 
Hay 2 posibilidades al respecto:
 
> la NSA no precisaba espiar porque obtenía la información necesaria, de todos modos, quizá vía otra agencia como la Central Intelligence Agency (CIA), etc.; o
 
> la NSA consideraba intrascendente a la Argentina, y la información necesaria se obtenía haciendo espionaje a Venezuela... o Brasil.
 
El dato es interesante mientras, desesperado por las repercusiones negativas de la noticia del espionaje, Barack Obama promete la revisión de los programas de espionaje de la NSA antes de fin de año, anunció la Casa Blanca, que no confirmó si el presidente Obama desconocía el seguimiento a líderes mundiales, tal como lo publicó The Wall Street Journal. 
 
El 'ombliguismo' de la política exterior argentina al menos consiguió un 'éxito': desaparecer del mapa relevante de USA.
 
¿Obama pudo estar casi 5 años en el poder sin conocer los programas de espionaje de la NSA? Hablaría de un Presidente casi inexistente o de un gobierno dentro de un gobierno. O una agencia gubernamental más poderosa que el Presidente. No, nadie se cree esa película.
 
"La revisión completa (de esos programas) que está siendo liderada por la Casa Blanca estará lista a finales de año", dijo el portavoz de Obama, Jay Carney, y tampoco lo creerán muchos. 
 
La Casa Blanca ordenó a mediados de año la suspensión de varios programas de espionaje de la NSA al conocer que incluían las comunicaciones de líderes europeos como la canciller alemana, Angela Merkel, según altos funcionarios del Gobierno estadounidense citados por The Wall Street Journal. 
 
Los funcionarios reconocieron que el Presidente estadounidense debe dar su aprobación a una serie de "prioridades" de inteligencia general, pero que las decisiones sobre objetivos específicos las decidían cargos subalternos. 
 
Esto se utiliza para argumentar que Obama pudo estar casi 5 años sin conocer los programas de espionaje de la NSA.

 
Entre los documentos desclasificados se detalla cómo el Departamento de Justicia autorizó la captura de datos de teléfonos móviles desde las torres de transmisión a partir de 2010. 
 
Esos detalles y la justificación legal bajo la Ley Patriótica fueron notificados a los comités de inteligencia de la Cámara de Representantes y el Senado. 
 
Otros documentos confirman que la NSA, el FBI y el Departamento de Justicia notificaron al Congreso de sus intenciones de fortalecer su recopilación de los llamados "metadatos" telefónicos, que incluye información de números de teléfono u hora de las llamadas, pero no contenido. 
 
“Los embajadores estadounidenses recibieron la orden de recolectar la mayor cantidad de números de teléfono móvil de los ministros y los secretarios de Estado del Ejecutivo –explica uno de los exministros del expresidente español José Luis Zapatero— cuando comenzaron las tensiones entre el gobierno socialista y la Administración Bush”. 
 
Por ese motivo, algunos miembros del gobierno recurrieron a teléfonos cifrados y a sistemas de encriptación, según reconoce un antiguo responsable de seguridad del Estado. “Se pretendía evitar la grabación de conversaciones no tanto por parte de la administración americana como por parte de otros servicios secretos”, especialmente a partir de julio de 2010, cuando se planteó la posibilidad de intervenir la economía española, asegura otro miembro del gabinete que se muestra convencido de haber sido espiado y que reconoce sus declaraciones en algunos de los papeles de Wikileaks.
 
Sin embargo, el Gobierno español nunca se protegió ante una fórmula de espionaje que parece haber continuado hasta este mismo año: la monitorización de manera indirecta. 
 
Esas llamadas habrían permitido a la NSA (National Security Agency) de Estados Unidos saber, citan como ejemplos, si Zapatero hablaba con Silvio Berlusconi tras colgar el teléfono al Presidente estadounidense (estaba George W. Bush cuando comenzó la crisis) o si Zapatero obedecía o no las órdenes que le llegaban desde el móvil de Ángel Merkel. 
 
"Saber a quién telefoneaba el exPresidente tras colgar a la troika (FMI, Banco Central Europeo y Comunidad Económica) era indicio suficiente de si se seguían las instrucciones recibidas o no", explicó esa fuente a la web madrileña Voz Populi.
 
El periodista Glenn Greenwald, que ayudó a revelar los datos de Edward Snowden, ha asegurado que solo ha hecho públicos 200 o 250 documentos de un total de "muchos, muchos, muchos miles".
 
"Snowden me pidió que hiciera un buen escrutinio y fuese juicioso", ha destacado el periodista depositario de los secretos que el exanalista de la CIA tiene en su poder. Pero no ha aclarado cuántos más publicará.
 
Greenwald ha denunciado en la cadena CNN que el espionaje realizado por la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA) no tiene por objetivo la lucha contra el terrorismo, si no que esta justificación "es puro engaño" de la Adminstración estadounidense.
 
El periodista que ha ayudado a publicar miles de documentos que comprometen al Gobierno de USA, -según los cuales, habría espiado las llamadas de 35 líderes mundiales y las comunicaciones de millones de ciudadanos anónimos-, se ha mostrado muy crítico con las técnicas de espionaje del Gobierno estadounidense que no conocen límites legales ni morales.
 
"Desde el 11 de septiembre, los gobiernos británico y estadounidense han lanzado su grito contra el terrorismo como justificación cada vez que son descubiertos haciendo cosas que no deben hacer", ha subrayado.
 
La realidad es que "el sistema de espionaje se dedica en gran parte, no a los terroristas, sino a personas inocentes en todo el mundo", le ha dicho a la periodista Christiane Amanpour.
 
"¿Es Angela Merkel una terrorista? ¿Son los 60 o 70 millones de españoles o franceses terroristas? ¿Están los terroristas en Petrobras?", ha preguntado retóricamente refiriéndose a varias informaciones que apuntan a que la NSA intervino el teléfono móvil de la canciller alemana o más de 60 millones de llamadas telefónicas en España.

 
"Es algo que el mundo no conocía, y ahora lo sabe, y esa es la razón por la que las autoridades estadounidenses están molestas", ha destacado. "No porque daña la seguridad nacional, sino porque daña su reputación y credibilidad en todo el mundo".
 
Greenwald ha rechazado los argumentos de aquellos que creen que todos los países lo hacen. "No es cierto que todos los países interceptan las comunicaciones de las democracias aliadas", ha apuntado.
 
"Y, definitivamente, no es verdad que cada país recoja a granel las comunicaciones de millones de personas inocentes en prácticamente todos los países del mundo", ha añadido.
 
Del mismo modo, él no cree que al publicar los métodos de espionaje de USA se esté poniendo en peligro la vida de muchas personas, como le han recriminado algunas voces en el país.
 
Greenwald, que anunció a principios de este mes que dejaba el periódico The Guardian para unirse a una nueva aventura periodística lanzada por el fundador de eBay, Pierre Omidyar, también explicó a Amanpour sus motivaciones. "Como periodista, mi pregunta no es cómo puedo ayudar al gobierno de USA sino cómo informo mejor a personas de todo el mundo sobre lo que deben saber", sentenció.

No hay comentarios: