Estrategia - Relaciones Internacionales - Historia y Cultura de la Guerra - Hardware militar.

Strategy – International Affairs – History and culture of War – Military Hardware.

Nuestro lema: "Conocer para obrar"
Nuestra finalidad es promover el conocimiento y el debate de temas vinculados con el arte y la ciencia militar. La elección de los artículos busca reflejar todas las opiniones. Al margen de su atribución ideológica. A los efectos de promover el pensamiento crítico de los lectores.

Our maxim: “understanding before action”
Our purpose is to encourage the knowledge and the debate of issues connected with art and military science. Selection of articles attempts to reflect different opinions. Beyond any ideological ascription. In order to impulse critical thought amongst our readers.

lunes, 20 de enero de 2014

La convergencia de EE.UU. y China.


 

http://www.clarin.com/opinion/Mayor-convergencia-China-EEUU_0_1069093155.html

Mayor convergencia entre China y EE.UU.


Por Jorge Castro   

El comercio internacional chino (exportaciones + importaciones) alcanzó el año pasado a US$ 4,16 billones (+ 7,6% que en 2012), lo que representa una cifra superior en casi US$ 500.000 millones al de EE.UU.
De esta forma se convirtió en el primero del mundo.
Lo importante no es este logro, sino la tendencia que revela. En 2001, al ingresar en la OMC, China representaba 20% del comercio internacional norteamericano; en 2005, era 40%; ahora lo ha superado y lo duplicaría en 2030.
Por eso la República Popular respondía por 3% del intercambio global en 2001 y trepó a 10% en 2013.
Esta es la razón por la que China se ha convertido en la principal socia comercial de 144 países y ha transformado el crecimiento de la economía global – y la expansión del comercio internacional – en una función de su demanda doméstica. No es una metáfora. El comercio global chino se ha duplicado (en términos de valor) cada 4 años en las últimas 3 décadas: creció 16,3% anual entre 1978 y 2000, y 30% por año en la década siguiente.

Lo que importa es la transformación estructural de su comercio internacional, manifestada en el ascenso constante de la proporción de valor agregado en los productos que exporta. Los bienes de capital, equipos eléctricos y productos industriales de alta tecnología representaron 80% de las exportaciones en 2013 (US$ 2,21 billones/+ 7,9% en relación al año anterior).
La idea de que China vende al mundo zapatillas deportivas, paraguas y textiles de baja calidad gracias a su mano de obra abundante y barata es un anacronismo de 20 años de antigüedad.
El valor agregado de sus ventas externas aumentó 13 puntos entre 2004 y 2013 (pasó de 63% a 76%) y el 30% de arriba de sus colocaciones en el exterior se duplicó. El ascenso en la cadena del valor agregado se ve reflejado e n el cambio cualitativo experimentado por la estructura del empleo industrial.
El sector trabajo-intensivo era el doble que el espacio capital-intensivo en 2000; y 13 años después la proporción se mantiene, sólo que al revés.
Dos hechos dominan esta escalada: los salarios reales han aumentado 20% por año desde 2009; y a partir de 2011 ha comenzado una desregulación del precio de los insumos (agua/energía/costo del capital), que se orienta a fijar sus valores exclusivamente por el mercado.
La consecuencia es que los costos de producción aumentan 10% por año. Hay que sumarle que el renminbi se ha apreciado 38% desde 2007, lo que recorta en forma creciente la tasa de ganancia de los exportadores.
Más de 60% de las exportaciones chinas son obra de las empresas transnacionales, cuyo nivel de productividad es 9 veces mayor que el de las firmas locales; y este sector está experimentado una “nueva revolución industrial”, que intensifica exponencialmente su eficacia productiva e impulsa el alza del valor agregado. Valor agregado y aumento de la productividad son sinónimos en el sistema capitalista. La tasa de crecimiento de la productividad fue 3,3% el año pasado en China, 3 veces más que la norteamericana (0,9%).
De ahí que el ingreso per cápita crezca 9% por año en la República Popular, 4/5 veces por encima de los niveles estadounidenses. Esto implica que está acelerándose la convergencia estructural entre ambas economías. La secuencia de este fenómeno central es la siguiente: alza del ingreso real per cápita /auge de la productividad /crecimiento del comercio internacional/aumento del valor agregado en los bienes exportados. Esta tendencia convierte a EE.UU. y China en el núcleo y cabeza del proceso de globalización.
El capitalismo es un mecanismo de acumulación y un sistema de hegemonía al mismo tiempo. El núcleo central del primero es hoy el vínculo entre EE.UU. y China, cada vez más integrado; y los dos países conducen el sistema mundial a través de la alianza estratégica que sellaron en junio del año pasado (Annenberg, California).

No hay comentarios: