Estrategia - Relaciones Internacionales - Historia y Cultura de la Guerra - Hardware militar.

Strategy – International Affairs – History and culture of War – Military Hardware.

Nuestro lema: "Conocer para obrar"
Nuestra finalidad es promover el conocimiento y el debate de temas vinculados con el arte y la ciencia militar. La elección de los artículos busca reflejar todas las opiniones. Al margen de su atribución ideológica. A los efectos de promover el pensamiento crítico de los lectores.

Our maxim: “understanding before action”
Our purpose is to encourage the knowledge and the debate of issues connected with art and military science. Selection of articles attempts to reflect different opinions. Beyond any ideological ascription. In order to impulse critical thought amongst our readers.

martes, 21 de enero de 2014

Las guerras del futuro o el estilo "Mad Max"



La Guerra Civil Molecular: rumbo a una Sociedad "Mad Max"





"Yo no sé como será la tercera guerra mundial, solo sé que la cuarta será con palos y piedras"
Albert Einstein 


Por Sebastián Tepedino.

¿Así se verán nuestros enemigos?
Una de las características del mundo globalizado, emergente de la posguerra fría es la transición al vacío, hacia la nada misma, Las sociedades modernas pierden noción de conceptos elementales como: Estado, División de Poderes, Instituciones fundacionales (entre ellas las FF.AA) el respeto por la Ley, y se entra en la esfera de la ajuricidad, lo que en términos de la Guerra Civil Molecular de Enzensberger -fenómeno notablemente actual que golpea a las grandes ciudades- sería denominado: el "Comandante Invisible".Con el colapso del Titán Soviético, que fué quebrado sin disparar un solo tiro, surgió mucha confusión entre los intelectuales, sobre el devenir del mundo y de los conflictos. Unos alabaron el Unicato imperial diciendo que "Solo la hegemonía garantiza la paz", otros contrapusieron la visión de un mundo multipolar, fundado en la dispersión del poder, sobre todo en lo económico entre varios actores que competían entre si. Algunos "optimistas" desde una visión completamente "Kantiana-Wilsoniana", vaticinaron el fin de las guerras y la explosión del modelo democrático liberal que garantizaría felicidad y comodidad, Francis Fukuyama, hombre académico de la Rand Corporation proclamó el "Fin de la Historia y el último hombre", proceso que en algunos cenáculos se conoció como "Finalismo". La Globalización fué un injerto que introdujo muchos cambios, asi como Fukuyama proclamó el "Final de la historia", los apologistas de la Globalización proclamaron "El final de la geografía", se erosionó el concepto de estado, y los pilares que sostienen la soberanía, el concepto de poder vertical pasó a ser horizontal, y lo que antes se asentaba en la fortaleza y dominio del estado, comenzó a dispersarse entre varios actores, verdaderos contrapoderes que comenzaron a disputarle el espacio y el monopolio de la fuerza a los estados seculares, hoy es común escuchar en foros internacionales que "lo que es de uno, debe pasar a ser de todos", lo cual muestra a las claras como se fué erosionando el concepto de estado, soberanía, y fronteras que con el avance de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones se vuelven irrelevantes.

La premiosidad con la que nuestros dirigentes abordan estos temas y la "indigencia estratégica" que gira en torno, no deja de ser alarmante, pareciera que sus únicas preocupaciones fueran de índole personal, se muestran como profesionales de la política agonal, no les interesa hacer política arquitectónica, construir, sino todo lo contrario. La Argentina se encuentra encapsulada siempre focalizando sobre problemas domésticos íntimos (pugnas de poder, peleas con multimedios etc etc) e ignorando todo lo que ocurre fronteras afuera, cosa que nuestros vecinos no hacen y están tomando medidas para sofrenar amenazas transnacionales, uno de esos casos es el avance del narco, que es -sin dudas- la guerra que se viene, y que en simbiosis con la corrupción, agrava el panorama en grado sumo.

La anomia por parte del estado, y la abulia que muestra gran parte de la población hacen que se genere el escenario prescriptivo para La Guerra Civil Molecular, el regreso al "estado de naturaleza" al decir del realista inglés Thomas Hobbes un estudioso de Tucídides (el primer realista) que sostenía que la guerra era el estatus natural del hombre, en tanto animal feroz que provocaba guerras y pillaje, su modus vivendi era la completa anarquía, la tendencia hacia una sociedad "Mad Max" es válida, recordando aquella trilogía que mostraba un mundo anárquico dominado por bandas callejeras y violentas, y donde la ley primera era que no existía la ley.

En este orden de ideas en nuestra sociedad se presenta la Guerra Civil Molecular un concepto esbozado por Hans Magnus Enzensberger, un sociólogo, escritor, periodista y literato alemán, que en 1994 escribió un ensayo intitulado "Perspectivas de guerra civil", donde proclama la guerra civil molecular a escala planetaria, que tiene varias fases, caracterizada por ser un fenómeno eminentemente urbano y de corte vandálico (robos, saqueos, golpizas, bullying, peleas entre barrabravas, los okupas), se caracteriza por el autismo en sus combatientes, que destruyen por destruir ("quemacoches", se destruyen los mobiliarios de las escuelas, las postas sanitarias),que matan por matar (delincuentes de corta edad), es un regreso a la violencia más atávica del hombre, y las vanguardias son los jóvenes, no los guía una ideología revolucionaria "romántica" propia de la compulsa bipolar, no hay un comando o dirección centralizada, no hay ideología, hay nihilismo, empero la falta de respuesta del estado va generando una cultura antijurígena, que se denomina el "comandante invisible", se pierde la confianza en las instituciones, no hay respeto por la ley (ejemplo: la justicia) éstas instituciones se van licuando, con el aditamento de estar copadas por la corrupción, los circulos aúlicos se encuentran esclerosados, la seguridad es vendida como una "quincallería", aumentan las protestas sociales, las puebladas, empieza a haber divisiones en el seno de la sociedad, las FF.SS vilipendiadas se ven compelidas a reclamar mejoras salariales, a todo esto, dentro de un sistema psicosocial en el que la escala axiológica o de valores se va degradando, la televisión que en vez de elevar hace todo lo contrario, la delincuencia ahonda en su afán delictivo pero aparte lo agrava en cuanto a crueldad, en esto tiene que ver la droga, surgen las medidas de autodefensa (la verja, el perro, el aparato monitor, las "policías vecinales") en la medida que el estado comienza a replegarse de sus funciones indelegables, aparecen contrapoderes que avanzan sobre los vacíos estatales, se multiplican las áreas sin ley, o "spaces off limits" (Fuerte Apache, Villa 31, Villa 1-11-14 etc etc) se generan los llamados "santuarios" para el establecimiento de mafias (el narco), que son la quintaesencia hacia el estado fallido, y se puede culminar en el último estadío que es la Fase de "anarquía o guerra civil" que por definición no es permanente, es perentoria, esto puede derivar o en una recomposición del viejo estado, o en una Guerra Civil Macroscópica con multiplicación de uno o más estados.

Hoy nos encontramos sobre un ala y una plegaria, estamos al filo de la navaja, coqueteando con el peligro, con riesgos de culminar en una situación francamente irreversible de no mediar lucidez en la mente de nuestros dirigentes.

Me cuesta ser mucho optimista frente a este alambicado escenario, pero tampoco quiero ser pesimista, una vez le preguntaron a Chesterton que era un pesimista, y este respondió: "Un pesimista es un imbécil triste, y un optimista un imbécil alegre", no hay que ser ni pesimistas, ni optimistas, sino realistas.

No hay comentarios: