Estrategia - Relaciones Internacionales - Historia y Cultura de la Guerra - Hardware militar.

Strategy – International Affairs – History and culture of War – Military Hardware.

Nuestro lema: "Conocer para obrar"
Nuestra finalidad es promover el conocimiento y el debate de temas vinculados con el arte y la ciencia militar. La elección de los artículos busca reflejar todas las opiniones. Al margen de su atribución ideológica. A los efectos de promover el pensamiento crítico de los lectores.

Our maxim: “understanding before action”
Our purpose is to encourage the knowledge and the debate of issues connected with art and military science. Selection of articles attempts to reflect different opinions. Beyond any ideological ascription. In order to impulse critical thought amongst our readers.

jueves, 19 de junio de 2014

UNA RENDICION ES UNA RENDICION








En una semana de junio...


Un 14 de junio de 1982 el Grl Menendez se rendía al Grl Jeremy Moor, comandante británico de la fuerza de tareas más grande movilizada por ese imperio en decadencia desde la 2da GM.

Hoy, en el mismo mes de junio, nuestro país vuelve a rendirse. No ya ante un jefe militar victorioso. Sino, simplemente ante un juez de 1ra instancia, en lo civil y comercial, del Estado de Nueva York.

Uso la palabra rendición porque este último acto, igualmente, implica obedecer, sin alternativa, a una voluntad que no es la propia. Como parece ser este el caso.

Todas las comparaciones son odiosas. Pero, creo que ésta nos deja de presentar aspectos interesantes. Veamos.

Durante ambas se jugaba una Copa del Mundo. Lo que llevó a muchos de nosotros a no percibir la gravedad de lo que realmente estaba pasando.

También, en ambos casos, nos conducían líderes políticos que habían privilegiado una estética patorera. “Que vengan le presentaremos batalla”. “Esto es una extorsión”.

Asimismo, en ambos casos, ellos no habían preparado a sus fuerzas adecuadamente para lo que venía. Tampoco tenían un plan. Galtieri envió a sus brigadas a combatir a un clima subtantártico sin abrigo, por ejemplo. O Cristina, mandó a negociar a jóvenes profesionales sin experiencia.

Obviamente, hay diferencias. No es lo mismo rendirse en un campo de batalla, tras una dura lucha, que hacerlo en el despacho de un juez extranjero. Como lo dicen los árabes: la verdadera medida de tu taya está dada por la estatura de tus enemigos.

Pero, volviendo a las similitudes hay una muy inquietante. La rendición de Puerto Argentino trajo aparejada la caída del gobierno militar de la época.

Me pregunto: ¿Cómo seguirá esta historia?

De lo que si estoy seguro. Es que cuando todo esto termine. La remontada será dura y larga. Simplemente para volver a ser lo que alguna vez supimos ser.

EL ADMINISTRADOR.

No hay comentarios: