Estrategia - Relaciones Internacionales - Historia y Cultura de la Guerra - Hardware militar.

Strategy – International Affairs – History and culture of War – Military Hardware.

Nuestro lema: "Conocer para obrar"
Nuestra finalidad es promover el conocimiento y el debate de temas vinculados con el arte y la ciencia militar. La elección de los artículos busca reflejar todas las opiniones. Al margen de su atribución ideológica. A los efectos de promover el pensamiento crítico de los lectores.

Our maxim: “understanding before action”
Our purpose is to encourage the knowledge and the debate of issues connected with art and military science. Selection of articles attempts to reflect different opinions. Beyond any ideological ascription. In order to impulse critical thought amongst our readers.

martes, 23 de junio de 2015

América del Sur y la India.




ttp://www.andresoppenheimer.com/blog/


América latina debería mirar más a la India.









Andrés Oppenheimer

MIAMI.- Hay un fenómeno poco observado en la economía mundial que ayuda a explicar por qué el magnate mexicano Carlos Slim -uno de los hombres más ricos del mundo- habría hecho una poco difundida visita a la India el mes pasado: por primera vez en la historia reciente, la India crecerá más que China este año. Según el Fondo Monetario Internacional, la economía de la India crecerá un 7,5% este año, mientras que la de China se expandirá un 6,8%. Muchos economistas pronostican que esta tendencia continuará en los próximos años.

Quizá sea el momento para que América latina empiece a mirar hacia la India, después de más de una década de creciente dependencia comercial de China. Hay varias razones para prestarle más atención a la India. Según un artículo publicado en The Economic Times, de la India, Slim hizo un viaje semisecreto a la India el mes pasado, no confirmado, para explorar proyectos empresariales con compañías de telecomunicaciones de ese país.

Ya hay más de 20 grandes empresas latinoamericanas que han invertido miles de millones de dólares en industrias de acero, salas de cine y empresas de autopartes en la India. Ajegroup, una compañía de refrescos peruana que vende su Big Cola a precios mucho más bajos que Coca-Cola y Pepsi, es una de las que más recientemente llegaron a la India. "Hay un enorme potencial para América latina en la India, porque es un gran mercado que ha sido virtualmente ignorado por los países latinoamericanos", me dijo Osvaldo Rosales, director del departamento de comercio internacional de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe (Cepal).



Sólo el 0,9% de las exportaciones latinoamericanas van a la India y sólo el 1% de las importaciones de América latina provienen de la India, según cifras de la Cepal.

Entre las razones por las cuales estas cifras podrían aumentar muy pronto está el hecho de que, en primer lugar, la economía de la India está creciendo más rápido que la de China, y su población también. En 2028, el número de consumidores potenciales de la India superará a los de China. Esto ofrecerá grandes oportunidades para las exportaciones de América latina.

En segundo lugar, mientras que China compra a América latina casi exclusivamente materias primas como petróleo, minerales y soja, y a su vez exporta manufacturas que a menudo compiten con las latinoamericanas, la India se enfoca más en servicios tecnológicos, que generan más y mejores puestos de trabajo en América latina. Hay alrededor de 24 grandes empresas de tecnología indias que operan en América latina y emplean a 24.000 personas en 14 países de la región, según funcionarios de la India.

En tercer lugar, la India es una democracia en la que una parte considerable de la población habla inglés, lo que puede hacer más fácil hacer negocios allí que en China.

Evan Ellis, investigador de la Escuela de Guerra del Ejército de Estados Unidos, dice en un artículo en el sitio web www.LatinAmericaGoesGlobal.org que las empresas indias son menos dependientes de su gobierno y más acostumbradas a hacer negocios con empresas occidentales que las chinas.

"Las compañías indias tienen ventajas inherentes sobre sus contrapartes chinas en América latina. Están acostumbradas a hacer negocios en una democracia compleja, con una sociedad civil madura", dice Ellis.

Por supuesto, la India todavía está muy lejos de haber logrado el desarrollo de China. Después de visitar la India y China hace pocos años, mi impresión fue que la India estaba al menos veinte años detrás de China. Y mientras que el comercio de China con América latina es de 289.000 millones de dólares al año, el comercio de la India con la región es de sólo 45.000 millones de dólares al año.

Mi opinión: estoy de acuerdo, aunque hay que tener en cuenta que el primer ministro de la India, Narendra Modi, todavía no ha descubierto América latina como lo ha hecho el presidente chino Xi Jinping, que ya ha hecho dos viajes a la región como presidente. Modi ha pisado la región una sola vez, para participar brevemente de una cumbre de los Brics en Brasil . Y pocos líderes latinoamericanos han visitado Nueva Delhi últimamente, a diferencia de sus frecuentes peregrinajes a Pekín.

Pero es probable que todo esto cambie pronto. Ahora que la India crece más que China, no me sorprendería ver un acercamiento mayúsculo entre ese país y América latina en un futuro cercano