Estrategia - Relaciones Internacionales - Historia y Cultura de la Guerra - Hardware militar.

Strategy – International Affairs – History and culture of War – Military Hardware.

Nuestro lema: "Conocer para obrar"
Nuestra finalidad es promover el conocimiento y el debate de temas vinculados con el arte y la ciencia militar. La elección de los artículos busca reflejar todas las opiniones. Al margen de su atribución ideológica. A los efectos de promover el pensamiento crítico de los lectores.

Our maxim: “understanding before action”
Our purpose is to encourage the knowledge and the debate of issues connected with art and military science. Selection of articles attempts to reflect different opinions. Beyond any ideological ascription. In order to impulse critical thought amongst our readers.

domingo, 31 de enero de 2016

Los 5 peores escenarios para 2016.

http://www.bloomberg.com/graphics/pessimists-guide-to-2016/





By Flavia Krause-Jackson, Mira Rojanasakul, and John Fraher

El futuro próximo luce complicado... aunque podría ser peor...

Según la ley de Murphy, “todo aquello que puede salir mal, va a salir mal”. Si bien esto no siempre resulta así, Bloomberg Business dedicó un artículo a analizar qué es “todo aquello” en este 2016. Es decir, analizó los conflictos más acuciantes en el mundo hoy, e imaginó cómo sería el panorama si estos se intensificaran, y cuáles serían sus efectos en los mercados. Así, formuló la guía mundial para el pesimista de 2016. En todos los conflictos que se plantean, habría ganadores y perdedores, a nivel económico. Pero en casi todos los casos, las mayores beneficiadas serían las compañías armamentísticas.


1. ISIS ataca facilidades de petróleo y el precio sube a US$ 100

El primer escenario planteado por Business Bloomberg es aquel que haría subir al petróleo a US$ 100 el barril, algo impensado por el momento. Según la revista británica The Week, el petróleo cotiza a US$ 35 el barril, a punto de cumplir su segunda semana consecutiva en alza, mientras crecían las especulaciones respecto de un acuerdo para recortar la producción. El exceso de oferta, estimada en al menos 1 millón de barriles por día, ha durado ya 18 meses y arrastró a los precios a su punto más bajo en 12 años (US$ 27) al principio de la semana pasada. Pero cuando el ministro de Energía ruso, Alexander Novak, habló el jueves 28/01 de un posible esfuerzo coordinado por reducir la producción en un 5% (luego de que circularan fuertes rumores sobre un acuerdo Rusia-Arabia Saudita para recortar las exportaciones), el precio rápidamente comenzó a recuperarse.


Si el bajo precio del crudo es uno de los temas más preocupantes del mundo hoy, Business Bloomberg pinta un cuadro que podría representar el caso contrario (el petróleo a US$ 100 el barril). En ese  escenario de fantasía, un ataque por parte del Estado Islámico sobre infraestructura estratégica de países productores de petróleo en Medio Oriente, haría que se dispare el precio del petróleo. Los ataques coincidirían con una ola de violencia en el Delta del Níger, un área de Nigeria rica en petróleo, y un golpe de Estado en Venezuela. La muerte del Presidente de Argelia, Abdelaziz Bouteflika, haría descender el país al caos político. Arabia Saudita y otros países OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), no conseguirían aumentar la producción para compensar el trastorno, y eso derivaría en escasez.

Los efectos en los mercados serían que el precio del petróleo, en lugar de seguir cayendo como viene haciendo hace meses –a pesar de haber remontado levemente en los últimos días-, subiría a US$ 100 el barril. El aumento de precio detendría el ciclo de ajuste de la Reserva Federal de USA, y empujaría a China a la recesión, predice Business Bloomberg.

2. Cae la economía china y hay conflicto armado en USA

En 2015, el crecimiento en la segunda economía del mundo se ralentizó, y esto tiene a los inversores del mundo preocupados. Mientras tanto, el foco ha estado puesto sobre la veracidad de las cifras del crecimiento que presenta el Gobierno chino. Esta semana, un profesor de economía de la Universidad Normal de Beijing, Xu Dianqing, planteó que, muy por debajo de la cifra oficial de crecimiento chino para 2015, 6,9%, el número real se encuentra entre 4,3% y 5,2%. Tras la revelación de esta información, la Oficina Nacional de Estadísticas del país salió rápidamente a desmentir, pero la voz ya se había corrido. En un giro que agrega aún más extrañeza a la saga de las cifras chinas, el jefe de la Oficina Nacional de Estadísticas, Wang Baoan, está ahora siendo investigado por corrupción.

Business Bloomberg plantea el siguiente escenario ficticio: ¿Qué pasaría si Dianqing tiene razón? O peor, ¿qué pasaría si las cifras están aún más por debajo que lo planteado por el economista chino? ¿Qué pasaría si el maquillaje de las cuentas chinas ha sido tal, que la situación se vuelve insostenible en ese país? En esta fantasía apocalíptica, la economía ha caído tanto que empezaría a haber huelgas y manifestaciones recurrentemente. El Gobierno chino bloquearía fuertemente las redes sociales y recurriría a “distracciones populistas” para entretener a la población. Estados Unidos mandaría más barcos de guerra a las aguas disputadas del Mar del Sur de China, y comenzaría a brindar apoyo a un Gobierno anti-Beijing en Taiwán. China tomaría acciones militares.

Efectos en los mercados: Las tensiones derivarían en un estancamiento marítimo que interrumpiría el comercio y los vuelos aéreos, caerían todas las bolsas asiáticas, subiría el precio del petróleo porque la distribución marítima estaría interrumpida y las acciones de las compañías de armamentística norteamericanas darían un salto, así como las basadas en China.

3. Trump gana la Presidencia de USA

El candidato a la nominación presidencial del Partido Republicano de Estados Unidos, Donald Trump, dijo recientemente que sus seguidores son tan leales, que podría pararse en el medio de la Quinta Avenida y dispararle a alguien, y aun así no perdería a sus votantes. Las últimas encuestas referidas a la nominación del Partido Republicano, lo muestran por encima de su rival más cercano, con una diferencia promedio de más de 15 puntos. De todas maneras, el proceso electoral norteamericano es largo y complejo. De aquí a julio (cuando se llevará a cabo la Convención Republicana, donde se define el candidato), cualquier cosa puede suceder. Es de esperar que algunos candidatos queden en el camino, y hay que ver a quién destinan sus votos los partidarios de aquellos que vayan quedando afuera.

En estos meses se verá si ese núcleo leal a Trump es suficiente para erigirlo en candidato republicano a la Presidencia o no. Business Bloomberg plantea un escenario en que, efectivamente, Trump sea el nominado republicano y termine venciendo al candidato demócrata en noviembre. En este escenario hipotético, ya como Presidente de la mayor potencia mundial, Trump, a diferencia de lo que muchos predicen, se mantendría firme en sus postulados, aún en los más extremos. ¿Qué pasaría si Trump no da el esperado giro al centro que algunos suponen que daría en caso de ser Presidente?

Si decide poner en marcha sus planes de reformar del código tributario, endurecer las políticas inmigratorias contra musulmanes y mexicanos, expandir las fuerzas armadas norteamericanas, declarar a China un manipulador de la moneda y perseguir agresivamente el espionaje económico, construir un muro en la frontera con México y vigilarla utilizando drones y 25.000 agentes de inteligencia, la primera víctima de Trump sería el mercado. Plantea Business Bloomberg: el dólar caería, el oro subiría, el peso mexicano caería por la postura inmigratoria de Trump, y las beneficiadas serían las compañías bélicas  norteamericanas, que resurgirían ante el prospecto del aumento del gasto militar.

4. Israel ataca a Irán

A mediados del año pasado, Irán y Estados Unidos junto con las potencias occidentales, firmaron un acuerdo que supone que Irán abandone su programa nuclear a cambio del levantamiento de las sanciones económicas sobre ese país. El Primer Ministro israelí, Benjamín Netanyahu, alertó más de una vez en contra de este acuerdo que acerca a la República Islámica a la comunidad internacional, aduciendo que Irán tendrá ahora más medios para financiar sus “actividades terroristas”, principalmente a través de los grupos Hezbollah en el Líbano y Hamas en la Franja de Gaza (ambos lindan con Israel).

Recientemente, Netanyahu declaró que Irán continúa buscando desarrollar armas nucleares, tras el levantamiento de las sanciones económicas en su contra. Y en más de una ocasión, el Primer Ministro israelí había dicho que Israel no permitirá que Irán obtenga armas nucleares y, que si fuera necesario, Israel atacaría por su cuenta al país (es decir, sin el apoyo de su aliado estratégico, Estados Unidos). Mientras tanto, autoridades iraníes acusan a Israel de estar mintiendo.

“En los últimos 22 años, el régimen israelí ha venido diciendo que Irán tendrá armas nucleares en seis meses”, ironizó una vez el ministro de Asuntos Exteriores iraní, Javad Zarif. El año pasado, el líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, aseguró que espera que Israel deje de existir dentro de los próximos 25 años. El portal Business Bloomberg imagina un escenario en que en 2016, las amenazas finalmente se concreten. Ante el miedo que le ocasiona la idea de un Irán armado nuclearmente, y aprovechando el torbellino de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, el Primer Ministro israelí ordenaría un ataque sobre sus facilidades atómicas. La iniciativa aumentaría las tensiones aún más en un Medio Oriente ya revolucionado, y convertiría a la carrera electoral norteamericana en una competencia entre halcones. El acuerdo de las potencias con Irán colapsaría.

¿Cómo reaccionaría el mercado ante este escenario? Subiría el petróleo, subiría el oro, los nuevos acuerdos económicos de países como Francia con Irán serían puestos en el freezer, las acciones israelíes se desmoronarían y las acciones de defensa subirían ante la expectativa de más gasto militar, según profetiza Business Bloomberg.

5. Se derrumba la Unión Europea 

Un ex yihadista del Estado Islámico les comunicó a las autoridades que el grupo terrorista planea una serie de ataques coordinados en ciudades europeas que repliquen lo que sucedió en París el 13 de noviembre del año pasado, según el periódico The Express. Business Bloomberg se plantea lo siguiente: ¿Qué pasa si la Unión Europea como organismo no lograra sobrevivir a las presiones ejercidas por los terroristas combinadas con la entrada masiva de refugiados al continente?

En este escenario hipotético, la canciller alemana, Ángela Merkel, se vería obligada a renunciar, al ser rechazado su entusiasmo por recibir refugiados, por parte de sus compatriotas. La opción populista propuesta por Marine Le Pen desde el Frente Nacional en Francia, lograría un empuje aún mayor y esta tendría aún más chances de ser Presidente. Los europeos, atemorizados, seguirían a los franceses en el rumbo nacionalista, y esto terminaría erosionando a la institución que mantiene a Europa unida desde hace 70 años.

¿Cómo se desencadenaría la cadena de consecuencias en los mercados a partir de este quiebre? Los bonos de los países en crisis, como Grecia y Portugal, se derrumbarían luego de que sus Gobiernos se hubieran resistido a cumplir con las demandas económicas del sucesor de Merkel, predice Business Bloomberg. La crisis del mercado empujaría a Grecia afuera del euro. Los bonos alemanes subirían mientras el país entraría en una nueva fase de inestabilidad política, y la salida de Grecia despertaría suspicacias respecto de qué otros países podrían caer tras ella en la volteada. El euro caería y el mundo vería destruida la confianza en la viabilidad de una moneda única.