Estrategia - Relaciones Internacionales - Historia y Cultura de la Guerra - Hardware militar.

Strategy – International Affairs – History and culture of War – Military Hardware.

Nuestro lema: "Conocer para obrar"
Nuestra finalidad es promover el conocimiento y el debate de temas vinculados con el arte y la ciencia militar. La elección de los artículos busca reflejar todas las opiniones. Al margen de su atribución ideológica. A los efectos de promover el pensamiento crítico de los lectores.

Our maxim: “understanding before action”
Our purpose is to encourage the knowledge and the debate of issues connected with art and military science. Selection of articles attempts to reflect different opinions. Beyond any ideological ascription. In order to impulse critical thought amongst our readers.

martes, 12 de diciembre de 2017

Alerta amarilla.


https://www.traditionalright.com/












William S. Lind

Proyecto en el que los neocoservadores expusieron sus ideas
respeto a la estrategia a seguir por los EEUU. Fue adoptada por
el gobierno del Presidente George Bush hijo tras los atentados
terroristas del 11S. 
Para aquellos que apoyaron en la elección del Presidente Trump el año pasado, en relación a sus promesas de no intervención en asuntos internacionales,  les advierto de un creciente peligro. Al parecer la influencia de los neo conservadores sobre su administración se está incrementando. Se rumorea que cambios de personal de alto nivel podrían colocarlos en puestos clave de nuestras relaciones exteriores. Tal como los neoconservadores lo hicieron con su predecesor, el Presidente George W. Bush, al meterlo en la desastrosa guerra con Iraq, un regalo que todavía sigue rindiendo, hoy, ellos quieren una guerra con Irán.



La pregunta obvia es si, ahora, se puede ser tan estúpido. Una guerra con Irán es una proposición del tipo perder o perder. Si los derrotamos a ellos, también, perdemos porque hay una alta probabilidad de que el Estado iraní se desintegre y que se transforme en otro Estado fallido en la región. Esto seria una victoria enorme para nuestros enemigos reales, las entidades no estatales como al’ Qaeda e ISIS que libran guerra de Cuarta Generación.

Los neo conservadores se niegan a ver esto porque están jugando a otro juego, uno impulsado por un idea errónea respecto de los intereses en juego. Para decirlo en forma simple; muchos influyentes neo conservadores forman parte del partido israelí Likud. Esto viene de hace años, cuando la administración de George W. Bush ayudó al Likud a diseñar su estrategia para Israel. Esta estrategia exigía que los EEUU destruyera a cada Estado de Medio Oriente que pudiera amenazar a Israel. Es por ello que los neo conservadores empujaron al gobierno de Busch a una guerra contra Irak.

El Likud ha abandonado esta estrategia desde hace mucho, a partir de que Libia, Irak y Siria muestran que el destruir Estados vecinos solo sirve para establecer las bases de enemigos más peligrosos, como la fuerzas islámicas de Cuarta Generación. Israel, ahora, trabaja con una cantidad de Estados, incluyendo al de Arabia Saudita para prevenir el colapso de otros Estados en la región.

Pero, hay un Estado al que el Likud quiere destruir: Irán. Para ello necesita que los EEUU ataquen a Irán, no solo porque sea una amenaza mortal, sino porque necesitan una gran guerra para resolver el problema palestino.

Mientras, tanto el Likud como los EEUU pretenden estar trabajando para la solución de los dos Estados como la solución del problema palestino, pero en realidad el Likud quiere un solo Estado. Y a toda la Franja de Gaza anexada. Pero, Israel sabe que hay una población de mayoría árabe, por lo que debe quedarse con la tierra pero no con su gente. Los palestinos deben ser empujados hacia Jordania.
Tal limpieza étnica es imposible de hacerse en tiempos de paz. La reacción internacional sería desastrosa para Israel. De hecho, las transferencias de poblaciones, en forma voluntaria u obligatoria son la única forma de resolver este problema intratable. Las transferencias de población griega y turca después de la 1ra GM son un ejemplo. Pero, la opinión, predominantemente izquierdista rechaza, en forma categórica, esto bajo cualquier circunstancia.

El Holocausto solo fue posible porque algo mucho más grande estaba ocurriendo en ese momento, al punto que una limpieza étnica de la Franja de Gaza pasaría desapercibida en el contexto mucho mayor de una guerra regional. Hay una sola guerra posible lo suficientemente grande para dar esa cobertura: una con Irán.

Es aquí donde los neo conservadores aparecen. El Likud no quiere pelear esa guerra solo. Israel solo puede alcanzar a Irán con misiles y con ataques aéreos. Esa clase de guerra no es suficiente para la cobertura que se necesita. Los EEUU, al contrario de Israel, está en capacidad de invadir y conquistar Iran. Con este escenario en desarrollo ¿quien se preocuparía por una limpieza étnica en la Franja de Gaza, al menos hasta que el trabajo esté terminado?

Si esto nos parece muy lejano, recordemos que es exactamente como y porque invadimos Iraq. Los neoconservadores norteamericanos crearon una  guerra a la medida de la estrategia LIkud de ese momento. Ahora, el Likud tiene un objetivo estratégico diferente. Pero, aun, necesita que los EEUU vayan a la guerra, ya que algunos de sus miembros norteamericanos son sus humildes sirvientes.
Los que apoyan al Presidente Trump necesitan recordar lo que “America First” significa. Nosotros vamos a la guerra solo por nuestros propios intereses nacionales, no por los intereses de cualquier poder extranjero. Ningún presidente que diga “America First” debería, algún a vez, poner a su país al servicio de una política exterior promovida por agentes extranjeros. El nunca podria enviar soldados norteamericanos a morir por las acciones que beneficien a otra nación. Los neoconservadores han usado a los republicanos en el pasado. Nunca mas.

Traduccion: Carlos Pissolito

No hay comentarios: