Estrategia - Relaciones Internacionales - Historia y Cultura de la Guerra - Hardware militar.

Strategy – International Affairs – History and culture of War – Military Hardware.

Nuestro lema: "Conocer para obrar"
Nuestra finalidad es promover el conocimiento y el debate de temas vinculados con el arte y la ciencia militar. La elección de los artículos busca reflejar todas las opiniones. Al margen de su atribución ideológica. A los efectos de promover el pensamiento crítico de los lectores.

Our maxim: “understanding before action”
Our purpose is to encourage the knowledge and the debate of issues connected with art and military science. Selection of articles attempts to reflect different opinions. Beyond any ideological ascription. In order to impulse critical thought amongst our readers.

miércoles, 13 de agosto de 2014

Fuerzas de Paz y Estress Postraumático.

Asociación Cascos Azules

http://asociacioncascosazules.blogspot.com.ar/2014/08/demoras-en-el-relevo-del-contingente.html#more

Cascos Azules argentinos distribuyen ayuda humanitaria
 a una multitud hambrienta en Haití.
El trastorno por estrés postraumático (TEPT) se puede desarrollar después de que una persona haya estado expuesta a uno o más eventos traumáticos. Como, por ejemplo, una agresión sexual, una experiencia de guerra, haya sufrido lesiones graves o haya sido amenazada de muerte.

El diagnóstico se basa, por lo general, en un grupo de síntomas, tales como: recuerdos recurrentes, insomnio, agresividad e incapacidad para el trabajo en equipo y dificultad para adormecer los recuerdos negativos del evento que los produjo.

Si bien, el TEPT no se produce en todas la personas que pasan por una experiencia negativa; puede desarrollarse en algunas de ellas. Especialmente, cuando la experiencia negativa se prolonga en el tiempo sin el tratamiento adecuado.

Tal es la situación de los que participan de una operación de paz compleja. Como es el caso de Haití. Lugar donde la República Argentina tiene desplegado un contingente de tropas desde el 2005.

Decimos operación de paz compleja por ser una caracterizada por la existencia de altos niveles de incertidumbre y de fricción. Ambas producto del marco general de situación que vive una misión que tiene lugar en uno de los países más pobres y más violentos del mundo.

En Haití las tropas son desplegadas por un periodo de 6 meses. Para lo cual son especialmente preparadas. Y por que se considera que 6 meses es un lapso razonable para que no se desarrollen síndromes negativos como el TEPT. Al término de su despliegue, las tropas son desmovilizadas. Durante esta etapa, no es extraño que algunos de los peacekeepers manifiesten síntomas del TEPT. Una afección psicológica que convenientemente tratada, por lo general, desaparece con el tiempo.

Muchos son los factores que contribuyen a que un individuo que participa en una misión de paz desarrolle el TEPT. Probablemente, sea la incertidumbre uno de los mayores. Por lo que el cumplimiento de las fechas de repliegue es muy importante para prevenirlo.

Actualmente, el contingente argentino desplegado en Haití, lleva ya dos meses de demora en su relevo. Vale decir que hace más de 8 meses que se encuentra operando en la zona de misión.

Esto puede parecer un detalle menor. Pero no lo es para quien debe hacer su tares en un ambiente hostil y separado de su familia y afectos por un lapso más o menos prolongado.

Esto está sucediendo hoy, porque el Congreso de la Nación no ha aprobado aún la autorización para la salida de tropas de quienes tienen que relevarlos. Los que se encuentran listos, pero sin poder salir en Buenos Aires.


En consecuencia, es lógico que a su regreso, cuando éste se concrete, nuestro contingente tendrá un número mayor a lo normal de personal afectado con TEPT. A la par, de que se puedan disparar, por las mismas causas, casos de fatiga de combate que afecten su eficiencia y su rendimiento operacional durante su permanencia en Haití. Lo que sería mucho más grave. Ya que repercutiría en nuestro bien ganado prestigio internacional en este campo. Por lo que esperamos que no se produzca. Y que nuestros legisladores tomen nota del problema.