Estrategia - Relaciones Internacionales - Historia y Cultura de la Guerra - Hardware militar.

Strategy – International Affairs – History and culture of War – Military Hardware.

Nuestro lema: "Conocer para obrar"
Nuestra finalidad es promover el conocimiento y el debate de temas vinculados con el arte y la ciencia militar. La elección de los artículos busca reflejar todas las opiniones. Al margen de su atribución ideológica. A los efectos de promover el pensamiento crítico de los lectores.

Our maxim: “understanding before action”
Our purpose is to encourage the knowledge and the debate of issues connected with art and military science. Selection of articles attempts to reflect different opinions. Beyond any ideological ascription. In order to impulse critical thought amongst our readers.

martes, 26 de enero de 2016

EEUU, Geopolítica y Cambio Climático












MARCOS DÍAZ

Bienvenidos al fin de una era: el error crítico que ha cometido EEUU. EEUU ya no tiene la capacidad de gobernar el mundo en solitario sin atender las condiciones exigidas por el resto de las potencias. Simple y llanamente, el modelo estratégico se ha derrumbado.

Problemática en el tablero inferior
Otro factor importante en el declive de la influencia estadounidense es el cambio climático y sus consecuencias económicas. Aunque no se puede concluir que una catástrofe natural esté relacionada con el cambio climático, es lícito pensar que la frecuencia y los daños económicos por causa climáticas aumentan. En general, condiciones climáticas más severas podrían acarrear crecientes costes para Estados Unidos (mayores sequías e inundaciones, mayores disrupciones al transporte y la actividad privada, etc.).

La “capacidad blanda” americana ha disminuido en este tablero por sunegativa durante dos décadas a comprometerse en la lucha contra el cambio climático. Aunque gracias a los impulsos de Estados Unidos se ha logrado la firma de un acuerdo vinculante durante la última cumbre de París, una gran mayoría de personas culpan a Estados Unidos por haberlo impedido durante demasiado tiempo.



Otra razón importante de la merma de su poder blando es la negligente utilización de la influencia cultural e instrumentos de ayuda para promocionar los intereses de las corporaciones estadounidenses. En el caso de la ayuda, existen notables fracasos debido a las condiciones draconianas de compra de maquinaria, semillas transgénicas, servicios financieros, etcétera, que destruyen los medios tradicionales de las comunidades beneficiarias, convirtiéndolas en grupos aún más dependientes.

Opciones estratégicas de Estados Unidos.

Estados Unidos ya no tiene la capacidad de gobernar el mundo en solitario sin atender las condiciones exigidas por el resto de las potencias. Simple y llanamente, el modelo estratégico basado en la concepción de Estados Unidos como potencia hegemónica se ha derrumbado. La cuestión estratégica clave es aceptar que la sociedad internacional funciona hoy en un régimen unimultipolar (independientemente de quién y cómo gobierne el país), y que unnuevo intento de promover aspiraciones hegemónicas sería nefasto para EEUU pues su músculo militar, económico, diplomático y cultural ya no es suficiente para forzar la sociedad internacional a un régimen monopolar.
La Administración Obama ha dado los primeros pasos en la dirección adecuada aceptando las severas limitaciones a su margen de maniobra en política internacional. La opción acertada a corto plazo parece ser una retirada estratégica a posiciones más seguras (posiciones de la doctrina de la defensa adelantada).

Una retirada estratégica a tiempo tendría dos escenarios futuros plausibles. El primero es una sociedad internacional unimultipolar dominada por fricciones y tensiones entre las potencias secundarias con Estados Unidos como potencia principal. Con la posibilidad de actuar desde fuera de la masa de tierra eurasiática, Estados Unidos puede desarrollar un paradigma estratégico similar a la balanza de poder utilizada por el imperio británico, pero de alcance global.

El segundo escenario es similar en términos de unimultipolaridad y potencia principal, pero las relaciones entre potencias se dan a través de canales político-diplomáticos, económicos y mecanismos supranacionales de resolución de controversias. En este segundo caso, Estados Unidos sería responsable de liderar a la sociedad internacional durante el próximo periodo de paz y prosperidad, esperemos, bastante largo.

*Marcos Díaz es experto en diplomacia, relaciones internacionales y política exterior.