Estrategia - Relaciones Internacionales - Historia y Cultura de la Guerra - Hardware militar.

Strategy – International Affairs – History and culture of War – Military Hardware.

Nuestro lema: "Conocer para obrar"
Nuestra finalidad es promover el conocimiento y el debate de temas vinculados con el arte y la ciencia militar. La elección de los artículos busca reflejar todas las opiniones. Al margen de su atribución ideológica. A los efectos de promover el pensamiento crítico de los lectores.

Our maxim: “understanding before action”
Our purpose is to encourage the knowledge and the debate of issues connected with art and military science. Selection of articles attempts to reflect different opinions. Beyond any ideological ascription. In order to impulse critical thought amongst our readers.

domingo, 17 de abril de 2016

Mapuches: Ya son 6 las iglesias católicas destruidas en Chile en 2016

https://www.aciprensa.com/noticias/ya-son-6-las-iglesias-catolicas-destruidas-en-chile-en-2016-96210/







Por Giselle Vargas y Bárbara Bustamante

SANTIAGO DE CHILE, 15 Abr. 16 / 10:45 am (ACI).- En lo que va del año 2016 ya son seis las iglesias católicas y dos templos evangélicos los que han sido destruidos en el marco del intenso conflicto mapuche que se vive en el sur de Chile.

El último ataque ocurrió la madrugada del 12 de abril, en la capilla Asunción de la Virgen María, en la ciudad de Cañete, donde un grupo de individuos la incendió y se quemó por completo.

En ese mismo momento se notificó el incendio en una cabaña particular a unos 43 kilómetros de distancia del templo.

El sacerdote encargado de la capilla, P. Oscar García, comentó a AraucoTV que cuando hay una actitud como esta “es el mal el que reina en la mente”, por lo que “tenemos que seguir buscando el bien y la paz de todos los ciudadanos”.


Mons. Fernando Chomali, Arzobispo de Concepción -arquidiócesis a la que pertenece la capilla- lamentó lo sucedido y exhortó a “decir no a la violencia” para “abrir caminos de diálogo”.

El Prelado llamó a “generar mayores y más reales lazos con el pueblo mapuche, porque es la zona más deprimida de Chile. Los habitantes son personas que han tenido escaso acceso al desarrollo del cual nuestro país se jacta”.


“Si las personas que hicieron este lamentable atentado, que no apruebo bajo ningún punto de vista, hubiesen tenido educación y oportunidades de trabajo, no estarían en esto”, agregó.

Por su parte, Mons. Jorge Concha Cayuqueo, primer Obispo de origen mapuche en Chile y Auxiliar de la Arquidiócesis de Santiago, dijo al diario La Tercera que “el problema es que los afectados son del pueblo mapuche, son comunidades cristianas a quienes les han quemado sus capillas”.


“Esto nos genera dolor, no sólo por lo que significa la pérdida de un templo, sino porque esto da cuenta de una situación centenaria que no ha sido resuelta. Es un síntoma de un problema más profundo”, indicó.

A su vez, Mons. Francisco Javier Stegmeier, Obispo de Villarrica, dijo a ACI Prensa que “es claro que nuestras comunidades cristianas están sufriendo persecución religiosa a causa de Jesucristo. Él seguirá siendo nuestra fortaleza, alegría y esperanza. Él también nos capacita para siempre perdonar y responder con el bien al que nos hace daño”.

Previo a este último atentado, en el documento de la 111ª Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal de Chile, realizada en abril de 2016, los obispos afirmaron que “cuando no se respetan valores tan esenciales para la existencia de un pueblo creyente, como son el derecho a la vida humana, su seguridad y sus espacios sagrados, se hiere el alma misma de este pueblo”.

“Estos hechos, que son rechazados por la inmensa mayoría de la población, corren el riesgo de estigmatizar a todo el pueblo mapuche y desacreditar su sana búsqueda de reconocimiento y reparación”, sostuvieron.


Conflicto en la Araucanía
Las comunidades mapuches que habitan el sur de Chile han realizado una fuerte campaña por la recuperación de lo que consideran sus tierras ancestrales y el reconocimiento de sus derechos.

Consideran que el Estado ha incumplido estas demandas al permitir proyectos hidroeléctricos y forestales, lo que ha generado diversos brotes de violencia en las regiones Biobío, La Araucanía y Los Ríos.

Entre los actos violentos que han realizado está la ocupación del Seminario Mayor San Fidel de la Diócesis de Villarrica, por parte de la comunidad mapuche Trapilhue, desde junio de 2014 y que recién el pasado 2 de marzo fue desalojado a la fuerza.

Entre 2014 y 2016 ya son 11 los templos católicos que han sido destruidos en la zona. A ello se suma diversos ataques contra agricultores, predios forestales, transportistas de camiones y pequeñas parcelas durante 2015.

En 2003, los obispos de Chile publicaron un extenso documento titulado “Al servicio de un nuevo trato con el pueblo mapuche”, en el que, tras un exhaustivo estudio, invitan a conocer las causas y realidad de este pueblo para llegar a soluciones por el camino del diálogo.