Estrategia - Relaciones Internacionales - Historia y Cultura de la Guerra - Hardware militar.

Strategy – International Affairs – History and culture of War – Military Hardware.

Nuestro lema: "Conocer para obrar"
Nuestra finalidad es promover el conocimiento y el debate de temas vinculados con el arte y la ciencia militar. La elección de los artículos busca reflejar todas las opiniones. Al margen de su atribución ideológica. A los efectos de promover el pensamiento crítico de los lectores.

Our maxim: “understanding before action”
Our purpose is to encourage the knowledge and the debate of issues connected with art and military science. Selection of articles attempts to reflect different opinions. Beyond any ideological ascription. In order to impulse critical thought amongst our readers.

domingo, 30 de julio de 2017

LOS 7 PECADOS DE LA INTELIGENCIA






“...Permanecer ignorante acerca de la situación del enemigo
 es carecer totalmente de Humanidad...”
SUN TZU WU, Siglo V a.C




por Sebastián TEPEDINO - Especial para Espacio Estratégico.

Una de las bondades que aparenta dispensar la denominada “ERA DE LA INFORMACIÓN” es justamente la de accesar a vastísimas fuentes alternativas de información, antaño vedadas por la carestía de la fibra óptica, internet, la telefonía/mensajería celular y hogaño favorecidas por la rapidez y la aceleración de los tiempos que corren y el desarrollo de los acontecimientos que se viven en el Siglo XXI, período revulsivo que el acreditado experto Robert KAPLAN asintió positivamente en trazarle un auspicioso futuro considerándolo como “...UN ARMA CARGADA DE FUTURO PARA LA INTELIGENCIA...”.

Los acaecimientos actuales se revelan enmarcados en una túrbida realidad internacional anárquica signada por el TERRORISMO, LA CARTELIZACIÓN DE LAS ECONOMÍAS, LA JIBARIZACIÓN Y DESAPARICIÓN DE LOS ESTADOS SOBERANOS, EL CRIMEN ORGANIZADO TRANSNACIONAL, LA PRIVATIZACIÓN DE LOS EJÉRCITOS, LAS GRANDES PANDEMIAS, EL NARCOTERRORISMO, LAS MIGRACIONES MASIVAS, LOS CONFLICTOS INTRAESTATALES, LAS APETENCIAS SOBRE LOS RECURSOS ESTRATÉGICOS, LA AMENAZA QBN (química-biológica-nuclear), exigen y compelen a los Estados Nacionales que buscan supervivir a desarrollar sistemas acicateados de informaciones o a incrementar sus capacidades, la INTELIGENCIA pues, se constituye en la PRIMERA LÍNEA DE DEFENSA y la ALERTA TEMPRANA a la hora de salvaguardar los más altos intereses nacionales en la continuidad histórica de las naciones. Sin embargo esta premura no parece aquilatarse en su justa dimensión en todos los países, y la palabra inteligencia, vital pero cuestionada a la vez, ha sido objeto de una serie de impugnaciones, epítetos burdos, desviaciones y se la ha vaciado de su real contenido cayendo inexorablemente en los SIETE PECADOS DE LA INTELIGENCIA (que abordaré más adelante) y direccionándola sin prisa perso sin pausa hacia la irrelevancia.


Dejando de lado el aspecto teológico, la Inteligencia parece estar acollarada en una suerte de HIEROFANÍA, un herramental situado entre lo sagrado y lo profano; dicha percepción sesgada relativiza y recorta su importancia, en tanto el panorama internacional, siempre dosificado de cruda realidad, revela que nadie puede derrotar al terrorismo solo, sin ninguna apoyatura o precisión de inteligencia estratégica, basta recordar los diálogos del GENERAL DALLA CHIESA con el CAPITÁN FONTANA donde sostenía que “...Las Brigadas Rojas pudieron ser diezmadas merced a las apreciaciones proporcionadas por la Inteligencia del Estado que nos permitió conocer con exactitud cómo estaba compuesta la organización, conocer sus intenciones capacidades y debilidades, nos permitió pensar y actuar como ellos reportandonos un beneficio anticipatorio notable...”; en virtud de lo anteriormente expresado cualquier planeamiento en contra del estrago del terrorismo que no contemple esta realidad está condenado al fracaso. El poder funciona como una mano donde tiene una falange política, una militar, otra económica, otra científico-tecnológica y la última psicosocial (en todas ellas está presenta la inteligencia), esta conjunción de factores operan al unísono como un puño, de manera tal que el poder sano no puede prescindir de ellas, y crecerá armoniosamente.

ALGUNAS PRECISIONES CONCEPTUALES

La Inteligencia por definición es el resultado del proceso al que son sometidos dos o más informaciones con objeto de extraer de ellas las conclusiones necesarias para ser elevadas a la conducción estratégica nacional. La Inteligencia Estratégica es aquel conocimiento que nos permite anticipar los conflictos que, inevitablemente, se producirán en nuestra relación como NACIÓN con el ENTORNO, ecuación CONFLICTO#GUERRA.

Indubitablemente se trata de una premisa realista que no ha perdido ni vigencia ni consideración en los estados afectados por amenazas presentes y futuras; la temática de marras ha sido inabordada por ejemplo en la República Argentina que ha suscrito a una suerte de PAZ EVANGÉLICA producto del Sermón de la Montaña, una paz con deflación de conflictos cuyo SISTEMA DE INTELIGENCIA SERÍA UN GASTO SUPERFLUO. LA REALIDAD MUY ATRIBULADA ES QUE LA ESTRUCTURA DE INTELIGENCIA NACIONAL ACTUAL ES INEFICAZ Y ESTÁ ACOLLARADA A INTERESES POLÍTICOS MEZQUINOS. Ésta ha abandonado su misión original abocándose a tareas domésticas y reñidas con su quintaesencia, asimilando una conducta impropia y desviada de sus objetivos y alcances.

Cada país hace INTELIGENCIA en función de cómo se percibe en relación con los demás, nuestra mayor “virtud” es que nosotros nos percibimos en PAZ con todo el mundo, acción loable desde una óptica kantiana pero temeraria desde una mirada realista, soslayando siempre que la invocación unilateral de un pacifismo reluctante no implica que los actores reales, potenciales y contingentes adopten la misma postura; olvidando que en una interacción estratégica del otro lado no hay una piedra, hay un actor estratégico con voluntad sumamente inteligente, y energías políticas con objetivos claramente delineados.

Los problemas que involucran a un estado periférico se producen cuando “ALGUIEN” seleccionó para él un determinado tipo de información puesto que esa información no sólo refleja la verdad “objetiva” sino que responde a los intereses de quién la proporciona. Es por ello que la Inteligencia Nacional parece estar compartimentada en segmentos no integrados sistémicamente, asunto que, a la postre, resulta un perjuicio para la nación. Del mismo modo que la característica obrante en el concierto de naciones con realidad anarquizante es la imprevisibilidad y la incertidumbre, razón por la cual, no se entiende el actual derrotero transitado por nuestros decisores y cómo no se ha elaborado una matriz de amenazas que contemple las “presentes” y “futuras”, así como el grado de probabilidad de ocurrencia de cada una de ellas. Para referenciar las fallas en el origen de PRODUCCIÓN DE INTELIGENCIA ESTRATÉGICA, hay que escrutar fundamentalmente el marco cultural que es en definitiva el que proyecta o recorta los alcances y objetivos de la Icia Estratégica Nacional; estamos transitando la ERA DEL CONOCIMIENTO (LA TERCERA OLA), marco situacional que se presenta como un escenario ostensiblemente propicio para el desenvolvimiento de Sistemas de Inteligencia aunados por el auge impacto de las Nuevas Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (NTIC's). No obstante el CAMBIO DE PARADIGMA CULTURAL en la

República Argentina ha hecho que la misión de la Inteligencia se vea severamente comprometida por:

UTILIZACIÓN POLÍTICA DEL SISTEMA DE INTELIGENCIA NACIONAL PARA FINES PARTIDARIOS POR PARTE DE LOS USUARIOS

POLITIZACIÓN DE LAS FUNCIONES DE LOS PRODUCTORES DE INTELIGENCIA

DEMONIZACIÓN DE LAS ACTIVIDADES DE INTELIGENCIA

CARESTÍA DE MISIÓN PRINCIPAL ASIGNADA, DEBILIDAD POTENCIADA (VULNERABILIDAD) POR LA FALTA DE OBJETIVOS, QUE HACE QUE LOS ÓRGANOS SUPERIORES NO APUNTEN CUALES SON LOS REQUERIMIENTOS

IMPERFECCIÓN DE MEDIOS Y CONFUSIÓN DE FINES DE LA INTELIGENCIA POR IGNORANCIA DE LOS CONSUMIDORES ACERCA DE LAS CAPACIDADES DEL SISTEMA Y LA INTEGRACIÓN CON OTROS COMPONENTES SUBSIDIARIOS QUE GUARDAN ATINGENCIA CON EL PROCESO DE TOMA DE DECISIONES

DESCONOCIMIENTO DE LA SITUACIÓN MUNDIAL OBRANTE Y TODAS SUS ARISTAS (POLÍTICAS, CULTURALES, GEOGRÁFICAS, DE TRANSPORTE Y COMUNICACIONES, CIENCIA Y TÉCNICA, PSICOSOCIALES Y MILITARES)

        Este eslabón de desviaciones son las que acometen contra la quintaesencia de la inteligencia y finalmente la que deriva en los llamados PECADOS DE LA INTELIGENCIA. Estos pecados suelen ser EL PENSAMIENTO POLÍTICAMENTE CORRECTO, EL OCULTAMIENTO Y LA CONFUSIÓN ENTRE INVESTIGACIÓN (Judicial#Policial) e INTELIGENCIA.

LOS PROBLEMAS Y PECADOS DE LA ICIA

Llegamos al “momentum” crítico de la Inteligencia Estratégica que resulta del ingreso en una madeja de opacidades que guardan relación con la labor de reunión, análisis, interpretación, integración y diseminación de las informaciones refinadas que concluyen en INTELIGENCIA, El desiderátum de la Icia es aportar bases sólidas al decisor para reducir la incertidumbre y desbrozar el proceso de toma de decisiones políticas. Cuando los sistemas de inteligencia se apartan de su misión original y empiezan a ser utilizados con fines partidarios, subyacen una serie de gravosas desviaciones que propugnan cambios en su organización, donde se mezclan los niveles, no se cumplimentan todas las fases que exige el “Ciclo de la Inteligencia” y es allí donde comienza a decrecer la capacidad PROACTIVA de la misma.

 Uno de los peores PECADOS de la inteligencia, muy cometido aquí en la década del '90, fué COMPRAR “INTELIGENCIA ENLATADA”, es decir, ante determinada tendencia detectada, o contingencia, ante tal problema, ¿a quienes le preguntamos? A la CIA, al MOSSAD, a MI6 y estas agencias te daban LA INTELIGENCIA QUE LES SERVÍA A ELLOS, NO AL PAÍS. En suma, era la icia que les convenía a ellos que el estado nacional supiera, que en algunos casos tenía pedacitos de verdad y en otros también gran cantidad de mentiras que intoxicaban el ciclo.

Por consiguiente, esto es algo que no se ha entendido en nuestras latitudes, sino no se explica cómo la AGENCIA FEDERAL DE INTELIGENCIA (AFI) paga CONSULTORÍAS EXTRANJERAS, razón por la cual parece haberse asimilado la idea de NO CONTAR CON INTELIGENCIA ESTRATÉGICA NACIONAL DE NIVEL, ergo la icia la hacen OTROS para que se haga lo que a ellos les interesa, te presentan el mundo como a ellos les interesa que se vea. Hay que tomar cabal conciencia que cuando “Alguien te da Inteligencia”, lo primero que cabe preguntarse es ¿por qué me dan esto? Nadie da Icia gratis, ¿la información devenida en inteligencia se ajusta a la propia realidad o responde a otros intereses?. Cuando delegas la tarea de producir icia estratégica en elementos externos, hay que pensar que la icia ofrecida lleva toda una gama de INTENCIONES que orientan nuestras CAPACIDADES hacia el objetivo que les interesa a ellos particularmente, y que siempre está contrapuesto con el interés nacional.

Otro de los pecados en los que recurrentemente se cae son LAS IDEAS PRECONCEBIDAS, el preconcepto en icia es conducente al fracaso, la característica de la inteligencia es justamente inferir conclusiones sobre asuntos que podrían materializarse en un futuro, no debe aceptarse nada  de entrada y tampoco descartarse nada a priori, una vieja premisa reza “...La suma de varias nadas pueden aportar un TODO...”. Todo el proceso de refinamiento de la información es la que le va a permitir al DECISOR colegir y tomar la mejor decisión. Al decisor no se le da INFORMACIÓN se le da INTELIGENCIA,  porque si es para información el Presidente compra el diario, se le manda ICIA, se le envía todo PROCESADO, CONCLUSIÓN y PROBABLE EVOLUCIÓN. Es por ello que la Información DEBE SER:

PERTINENTE: NO DEBE ABRUMAR AL DECISOR CON DATOS QUE NO FORMAN PARTE DEL PROBLEMA

COMPLETA: NO DEBE OMITIR FACTORES IMPORTANTES QUE DEBEN SER PROCESADOS

CONCISA: NO DEBE SER RECARGADA CON DATOS SUPERFLUOS

DEBE PERMITIR CONCLUIR

DEBE SER OPORTUNA: LA ICIA QUE LLEGA TARDE COMPORTA EL GERMEN DEL FRACASO, COMO REZA EL VIEJO AXIOMA “...LA MEJOR ICIA DE NADA SIRVE SI LLEGA TARDE...”

         Las ideas preconcebidas son ENEMIGAS de la INTELIGENCIA, y SIEMPRE HAY QUE DEJARSE LLEVAR POR LAS LEYES DE LOS IMPONDERABLES, sobran ejemplos en la historia, un ejemplo clásico es LA GUERRA DEL YOM KIPPUR en 1973, se sabe que para las IDF (Israel Defence Forces) la ICIA se revela como su “profundidad estratégica” en su exiguo territorio, en Yom Kippur, la errónea y poco atinada apreciación de inteligencia de AMAN (Icia Militar) permitió la sorpresa táctica inicial de los árabes que casi ocasiona la derrota de las armas de Israel. Después de todas las victorias de 1948, 1956 y 1967 se había consolidado en AMAN y en los Estados Mayores Israelíes la llamada Doctrina de “NO VIABILIDAD DE LA GUERRA” con los árabes, un temerario gesto de los israelíes que les valió

la denominación de “HA KONSEPTZIA” (El Preconcepto) que subestimaba y menospreciaba la capacidad de un ataque enemigo, el -a la sazón- Jefe de AMAN, Grl Eliahu ZEIRA, de galones revalidados en todas las guerras, descreyó completamente de las intenciones y capacidades de los árabes (que venían lacerados por la “Nakba”). La noche anterior al ataque sorpresivo, el Grl ZEIRA habría sugerido a sus ayudantes “...Pueden irse a dormir, es todo fuego de paso de los árabes para asustar a los norteamericanos...”. Ha Konseptzia se hizo presente allí dado que ZEIRA impulsó la idea preconcebida de que las derrotas sufridas en las anteriores guerras de Israel, y los palmarés militares de sus fuerzas eran un cúmulo disuasivo suficiente para que los árabes no intentaran atacarlos, la realidad terminó abriendo otro juicio en esto y se puso en peligro la existencia de ISRAEL. Hasta sus propios comandantes aseguraron: “...Nunca antes Israel estuvo tan cerca de la derrota de las armas como en 1973...”. como estos ejemplos hay numerosísimos en la vasta y rica historia militar.

Las categorías conceptuales presentes que tenemos de la Inteligencia Estratégica son erráticas, presentan PROBLEMAS, localmente las hemos entendido de manera REACTIVA, usamos la Inteligencia Estratégica para riesgos y amenazas, y en rigor de verdad, justamente por ello, la inteligencia deber ser PROACTIVA, esencialmente para que el decisor no sólo trabaje con escenarios de riesgos y amenazas sino que lo que se tiene que buscar son los “NICHOS DE OPORTUNIDAD”, pues he allí que se darán las claves de arco acerca de cuándo y cómo intervenir, se darán los “nichos de oportunidad” que por ser únicos no los puede perder. Otro pecado consiste en cambiar la naturaleza de la amenaza que lleva a las líneas de falla en la organización y en la producción de la Inteligencia, pues SE CONFUNDE INVESTIGACIÓN CON INTELIGENCIA, la inteligencia es la acepción más prístina del CONOCIMIENTO; con la Inteligencia yo puedo auditar una intencionalidad improbable esa es la diferencia SUSTANCIAL entre INTELIGENCIA e INVESTIGACIÓN, en icia yo puedo inferir cosas aunque no las puedo probar, si tienen pies y cabeza y apuntan hacia tal dirección, como dice el viejo dicho “Si tiene pico de Pato, camina como Pato, es Pato” por más que venga el ornitólogo y diga que es una variedad de la especie mandarín, no deja de ser pato, ¿ahora que pasa? ¿yo lo puedo probar en sede judicial? No, cuando llevo investigaciones yo tengo que obtener pruebas que sean JUDICIABLES, en icia no, es muy distinto, INTELIGENCIA ES PRODUCIR CONOCIMIENTO PARA APOYAR UNA DECISIÓN POLÍTICA, INVESTIGACIÓN ES OBTENER PRUEBAS PARA INCOAR UNA ACCIÓN JUDICIAL; este clivaje no goza de la aquiescencia dirigencial.

En nuestra agencia de informaciones (AFI) se confunde notablemente estas dos categorías, la investigación como tal procura siempre conseguir pruebas de uso legal (Pruebas Admisibles) La Inteligencia produce Conocimiento utilizable en el Plano Político, normalmente la icia se basa en presunciones e hipótesis que va tomando en derredor y no tienen valor legal, la investigación tiene que responder a determinados requerimientos del Juez y tener pruebas en el marco legal, eso no es icia. La icia responde al requerimiento de necesidad informacional que tiene el DECISOR, muchas veces uno no tiene pruebas de lo que se

alega pero la suma de hechos puede coadyuvar a concluir algo, a mi interés de obtener información siempre se le va a oponer la voluntad de otro actor contingente que va a tratar de restringir el acceso a dicha información, dependiendo el grado de sensibilidad, y si no fuera el caso tal, podrán “laissez faire”, dejarnos seguir en la búsqueda con objeto de intoxicar nuestra red informativa. La suma de indicios no configurarán una evidencia, pero todo ello elaborado, analizado, integrado y refinado concluirá en inteligencia pura, permitirá la conclusión, la probable evolución de algún suceso; para evitar caer en los pecados, los problemas hay que evitar confundir INTELIGENCIA CON PROSPECTIVA, la icia es proyectiva, la prospectiva tiene apoyatura en la inteligencia, la icia cabalgando a lomos de las tendencias actuales (que pueden ser pesadas o no) proyecta diferentes escenarios posibles e infiere una evolución de continuar acrecentándose tales tendencias y ofrece una panoplia de futuros, la decisión política en cambio debe elegir sobre la base de los escenarios ofrecidos, qué escenario quiere y qué escenario no quiere, en caso de manifestar el escenario de su agrado, imparte directivas y da las indicaciones prospectivas para alcanzar ese escenario deseado o para morigerar los impactos de un escenario recio y turbulento. De eso se trata la PROSPECTIVA, el FUTURIBLE, por ser un futuro posible es propio de la ICIA ESTRATÉGICA en tanto que el FUTURABLE, en tanto futuro deseable es propio de la PROSPECTIVA.

Los problemas del analista en el FUTURIBLE es caer en otros dos pecados capitales más de la icia, uno es el PENSAMIENTO POLÍTICAMENTE CORRECTO, esto es tratar de estar cerca del futuro probable que quiere su jefe, el otro pecado es disponer de un FUTURABLE y no se admite que se le presente un futuro posible que no se acerque al deseado, lo rechazo a priori.

La Inteligencia Estratégica según el Grl Washington PLATT es “...EL CONOCIMIENTO RELATIVO DE LAS CAPACIDADES, VULNERABILIDADES Y LÍNEAS DE ACCIÓN DE LAS OTRAS NACIONES...”1 La icia es una misión o tarea independiente frecuentemente orientada hacia los temas genéricos o globales referido a lo INTERNACIONAL, NACIONAL o SECTORIAL. En nuestras latitudes quistes ideológicos, mala utilización del instrumento de icia y desnaturalizaciones propias de la ignorancia supina se han alejado de sus premisas fundacionales y han hecho que el objetivo de la icia sea “correr detrás de la noticia”, utilizarla de modo políticamente partidario (entramado de causas, intromisión ilegal, carpetazos) y entrar en una pelea para ver quién publicaba la noticia primero, es decir, el objetivo era ganarle al noticiero. El estado del arte global da cuenta de la incertidumbre producto de los tiempos que se viven, el mundo es inestable y se encuentra perplejo ante las acometidas furibundas del TERRORISMO. Si hace más de 40 años la Inteligencia era un potenciador del poder de combate, hoy podemos decir sin ambages que la icia es el PODER DE COMBATE.

CONCLUSIONES

 A raíz de lo expuesto precedentemente en la longuera de este artículo, podemos afirmar que existe dentro del mundo de la icia una serie de tóxicos efluvios que desnaturalizan y ensombrecen el ilustre camino que debe transitar la seguridad estratégica de una nación. Se han identificado los llamados “7 PECADOS DE LA INTELIGENCIA”:

1) COMPRAR “INTELIGENCIA ENLATADA”: ello implica depositar nuestros requerimientos informativos en agencias subrogantes, pagar consultorías extranjeras que nos darán la inteligencia que responde a sus propios requerimientos e intereses más no a los nuestros. Esto se demuestra palmariamente cuando nuestra país abjura de su labor en materia de producción de icia y la delega en agencias externas, como en el caso del Narcotráfico (CIA) o respecto al Terrorismo (CIA-MOSSAD) de entre toda la hojarasca de icia proporcionada puede haber mucha intoxicación o mentiras pero también pedazos de verdad.

2) LAS IDEAS PRECONCEBIDAS: Caliginosas brumas que entorpecen y ponen coto a las actividades de inteligencia. En icia no puede existir preconcepto alguno, y siempre existen los imponderables.

3) CONFUNDIR INTELIGENCIA CON PROSPECTIVA: La Icia finca su interés en proyectar numerosos escenarios o futuros posibles (Futuribles) es decir trabaja sobre el escenario actual hacia adelante, en tanto que la Prospectiva trabaja con escenarios deseables que pueden ser probables (Futurables) es decir trabaja tomando como punto de partida el futuro y va hacia atrás.

4) LOS APRIORISMOS Y LAS DESISTIDAS DE PLANO: Una vieja divisa señala que “No debe descartarse nada a priori ni aceptarse nada de entrada”, se debe partir de la base que “...El MUNDO DE LA ICIA ES UNA SELVA DE ESPEJOS...” Como señalar David Jesus ANGLETON, nada es lo que parece, nada es bidireccional ni categórico.

5) CONFUNDIR INVESTIGACIÓN (POLICIAL#JUDICIAL) CON INTELIGENCIA: Este parámetro es muy claro, yo con la inteligencia procuro obtener conocimiento mientras que con la investigación del tipo policial o judicial yo lo que procuro es obtener pruebas, ergo nunca voy a tener pruebas de lo que podría pasar en el futuro, son dos categorías distintas, como el cronos y el kayrós que diferencian a occidentales de orientales, en icia proyecto escenarios en función de tendencias que pueden tener rupturas o puntos de quiebre, germen de cambio o registros portadores de futuro (Drivers) y no tengo un único escenario, manejo diversos escenarios alternativos de resultas de ello, no es factible presentar esto en sede judicial.

6) PENSAMIENTO POLÍTICAMENTE CORRECTO: Al trabajar con escenarios posibles la icia elevará las alertas a los órganos de decisión, resulta inconveniente enancarse en la corrección política y no presentar al decisor una serie de escenarios futuros que no sean de su agrado, pues una cosa lleva a la otra, el pensamiento políticamente correcta deriva en el ocultamiento; se debe considerar que toda acción tomada HOY tiene consecuencias en el FUTURO y toda acción en el PASADO, las acciones en el pasado tienen consecuencias hoy

y proyectan FUTURO, es por eso que la corrección política no se compadece con la figura del analista que debe despojar estas impurezas, al proyectar futuro se debe estudiar que pasó y qué pasa para poder proyectar qué va a pasar. La icia proyecta y señala a los decisores “...mire de mantenerse activas estas tendencias de aquí a 20 años el escenario será este...” ante eso el decisor puede tener 3 posiciones:

LE GUSTA EL ESCENARIO: Y NO TOCA NADA, ENTONCES REFUERZO LAS TENDENCIAS PARA CONCRETAR ESE ESCENARIO.

LE GUSTA EL ESCENARIO PERO NO TANTO: ENTONCES PROCURO HACER UN SEGUIMIENTO PARA VER QUE TENDENCIAS SE MODIFICAN QUE COADYUVEN A CAMBIAR EL ESCENARIO.

NO LE GUSTA EL ESCENARIO: DEBE MODIFICARSE, ESO QUE LA ESCUELA FRANCESA LLAMA EL “FUTURIBLE” O FUTURO POSIBLE, EL DECISOR TIENE UN FUTURO DESEABLE ERGO LO CONSTRUYO PARTIENDO DE ESE FUTURO HACIA ATRÁS Y DE ALLÍ TRABAJO SOBRE ESE ESCENARIO; ESA ES LA PROSPECTIVA DONDE VOY DEL FUTURO AL PRESENTE.

Lo que advierte la Inteligencia es dónde esos futuros entrarán en colisión con los intereses del otro para prever contingencias o conflictos. La corrección política agravará el asunto, pues de existir vetas pacifistas en la mente del decisor y una realidad cargada de incertidumbre y variables polemógenas, se presentarán escenarios que sean de la aquiescencia del decisor y no lo contradigan.

7) OCULTAMIENTO: Se cae en este pecado como consecuencia del otro, se rechazan de plano los escenarios posibles que no se asemejen a lo escenarios deseables disponibles, entonces se tiende a ocultar escenarios. Este hecho trasunta una condición mental y espiritual totalmente capitulante.

Ni el hombre analista de inteligencia inmerso en la SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO Y LA INFORMACIÓN ni los decisores situados en la más alta conducción nacional deben rehuír a los desafíos que representa la complejidad del ambiente operacional contemporáneo plagado de incertidumbre ni tampoco deben preterir que para desarrollar una digna tarea en la producción de icia estratégica no deben caer en los siete pecados de la inteligencia, el conocimiento resultante de la inteligencia no es un bien tangible, es un bien ontológico necesario para anticiparse a los hechos y prevenirlos antes que se materialicen. Ninguna nación moderna que se precie de tal puede prescindir de los sistemas de informaciones tan necesarios en este S.XXI y que hacen a la existencia misma de los estados-nación. La República Argentina no parece comprender las bondades con la que nos ha prodigado la divina providencia, feraces tierras y campos con recursos sin hollar, riquezas desperdigadas en la longuera de nuestro territorio, tenemos 4 climas, somos la octava geografía del mundo, con mares extensos, plataforma continental, islas australes usurpadas y proyección sobre la antártida, no parece conmoverse en un mundo ávido de recursos, donde existen apetencias y estas se direccionarán hacia los grandes centros urbanos ribereños ubicados en zonas filiformes con proximidad de recursos, y no parece entender que la inteligencia cumple un rol preponderante en contra del flagelo del S.XXI, el Terrorismo, por que como bien reseña SUN TZU “...La buena inteligencia es el preludio de la victoria...”.

BIBLIOGRAFÍA:

1) GRL. PLATT, Washington (1983) “Producción de Inteligencia Estratégica” Ed-Struhart, Bs.As.
2) GRL BEAUFRE, André (1979) “Constuir el Porvenir” Editorial Rioplatense.
3) BELOHLAVEK, Peter (2000) “Globalización ¿La Nueva Torre de Babel?”  Histórica Libería Editorial.
4) AGOZINO, Adalberto, COSENTINO, Graciela (2005) “Diccionario de Inteligencia” Colección Seguridad y Defensa
5) CAHIERS DE MARS (2010) “Perspectives au sujet de l'intelligence stratégique” Paris.

No hay comentarios: