Estrategia - Relaciones Internacionales - Historia y Cultura de la Guerra - Hardware militar.

Strategy – International Affairs – History and culture of War – Military Hardware.

Nuestro lema: "Conocer para obrar"
Nuestra finalidad es promover el conocimiento y el debate de temas vinculados con el arte y la ciencia militar. La elección de los artículos busca reflejar todas las opiniones. Al margen de su atribución ideológica. A los efectos de promover el pensamiento crítico de los lectores.

Our maxim: “understanding before action”
Our purpose is to encourage the knowledge and the debate of issues connected with art and military science. Selection of articles attempts to reflect different opinions. Beyond any ideological ascription. In order to impulse critical thought amongst our readers.

martes, 13 de marzo de 2018

Tambores de Guerra






por Carlos Pissolito

Mientras por estas tierras, parroquialmente, se discuten temas vinculados con la denominada agenda de género. Una vez más se reafirma aquella sabia sentencia de que la verdadera política es la internacional. Otras importantes sucesos se desarrollan en diversos escenarios mundiales en forma simultánea como en un viejo circo a cuatro pistas.

En una de ellas, posiblemente, la más importante de todas. Los EEUU cambian a su Secretario de Estado y al Director de su Agencia Central de Inteligencia por dos reconocidos halcones. Con lo que es lógico esperar un endurecimiento de las ya duras relaciones de los EEUU con sus contrapartes asiáticos.



En otra, al otro lado del Atlántico, en Londres, su Primera Ministra cree adecuado lanzar un ultimátum al último de los zares por la sospechosa muerte de un exespía ruso en su territorio. Y amenaza, incluso con boicotear la próxima Copa del Mundo.

Antes el dueño de la pelota de la Copa del Mundo había advertido que no tiene miedo, pues acababa de poner a punto su nuevo sistema misilístico imparable. Con ello revierte una jugada de mate que ya llevaba más de 30 años y que había puesto a su país contra las cuerdas.

Y todo esto sucede en el marco de una guerra comercial declarada por la 1ra economía del mundo contra todas las del resto. Un resto que marcha a paso redoblado hacia la progresiva fragmentación de sus diversos bloques comerciales, con sus viejos países que se abren, nuevamente, a los oscuros cultos del pasado.

La historia no se repite, pero tiene ritmo, según Mark Twain. De eso ya nos puede cabernos duda. Y este parece ser el redoble de los tambores de guerra. Ya en el pasado, no una, sino dos guerras mundiales, fueron precedidas por fenómenos muy similares. ¿Meras similitudes o profunda sincronías? No los sabemos todavía.

Como siempre nuestra obligación es preguntarnos:¿Y nosotros qué?

En las anteriores nos arreglamos en ser neutrales y no nos fue tan mal. Especialmente en la 1ra, aunque no tanto en la 2da en donde nos facturaron la simpatía con los derrotados. Pero esta vez el enfrentamiento global bien puede ser de características apocalípticas.

Con certeza técnica sabemos que no caerán por estas tierras ojivas nucleares.Sin embargo, se puede deducir, fácilmente, que los daños al medio ambiente serán muy severos.

Una situación que podría en supremo valor un espacio como el nuestro. Amplio, limpio y con agua y alimentos.

Tengámoslo claro.

No hay comentarios: