Estrategia - Relaciones Internacionales - Historia y Cultura de la Guerra - Hardware militar.

Strategy – International Affairs – History and culture of War – Military Hardware.

Nuestro lema: "Conocer para obrar"
Nuestra finalidad es promover el conocimiento y el debate de temas vinculados con el arte y la ciencia militar. La elección de los artículos busca reflejar todas las opiniones. Al margen de su atribución ideológica. A los efectos de promover el pensamiento crítico de los lectores.

Our maxim: “understanding before action”
Our purpose is to encourage the knowledge and the debate of issues connected with art and military science. Selection of articles attempts to reflect different opinions. Beyond any ideological ascription. In order to impulse critical thought amongst our readers.

domingo, 29 de abril de 2018

LAS GUERRAS SECRETAS POR NUESTRAS MENTES

Resultado de imagen para the epoch timeshttps://www.theepochtimes.com/the-unseen-war-on-your-mind_2484017.html









A través de la desinformación y la guerra psicológica, los poderes globales compiten por nuestra atención. 




Joshua Philipp

Resultado de imagen para manipulacion emocionalHay una guerra sorda librada contra la percepción, la conciencia y los valores interiores de cada persona. Sus armas son una variedad de tácticas de engaño, alimentadas por el Big Data y la vigilancia que transforma a todas las personas en blancos de su manipulación.

Trabajando entre las entradas y salidas de esta máquina están los grupos gobernantes, tanto domésticos como extranjeros, los grupos de interés, las grandes finanzas y los movimientos subversivos. Sus objetivos difieren, pero no sus tácticas y sus tecnologías, son muy similares.

Como un truco de magia, sin embargo, la ilusión sólo funciona mientras la audiencia esté distraída y pueda ser engañada. Luego de ver como trabaja la mano, el truco pierde su atractivo para el público.



Para romper con la ilusión es importante entender que la desinformación realmente existe; como los temas sociales son manufacturados y usados para obtener objetivos políticos; porque los valores tradicionales son atacados y los métodos que son usados para ello y el hecho de que muchos conflictos que son vistos como inherentes a la sociedad, no son más que una conjura diseñada para engañarla.

“La ilusión de un relato, oscurece la verdad,” nos dice  James Scott, un investigador senior del Institute for Critical Infrastructure Technology, con investigaciones sobre las operaciones de las guerras de desinformación en su centro de ciber-influencia.

Según Scott, algunos de los trucos de engaño se pueden rastrear hasta Edward Bernays, el sobrino de Sigmund Freud, conocido como “el padre de la relaciones públicas” y el autor en 1928 del libro “Propaganda,” que ha actuado como una guía para la manipulación de las relaciones humanas.

Con el tiempo, las megacorporaciones ganaron  billones de dólares diciendo: ‘Compremos los diarios y hagamos un relato acorde con nuestras visiones’ - James Scott, investigador senior del Institute for Critical Infrastructure Technology.

En su libro, Bernays señala que los hábitos y opiniones de una sociedad y establece que; ‘Aquellos que manipulan los mecanismos invisibles de una sociedad se convierten en su gobierno secreto mediante el cual se maneja el poder de un país.’

Las grandes finanzas tomaron especialmente en cuenta los conceptos introducidos por Bernay y sus conceptos de manipulación empezaron a expandirse desde la esfera de la relaciones públicas a las de la propaganda.


“Cuando las compañías vieron que la nueva propaganda a la que antes  llamaban relaciones públicas, dijeron; ‘Necesitamos algo como esto,’ dijo Scott.

El dice que Bernays: ‘Instrumentó las emociones de las personas contra ellas y que los vectores que usó en su momento para manipularlos fueron la radio y los diarios.’ Luego la televisión que fue introducida en 1939, la que profundizó el impacto de las teorías de Bernays y le aumentó su alcance.

Todos estos conceptos continuaron expandiéndose y desarrollándose, lo mismo que las compañías que los usaban. Las grandes finanzas comenzaron a comprar viejas empresas para promover sus mensajes manipulativos. Scott dice: ‘Con el tiempo, las megacorporaciones ganaron billones de dólares diciendo: ‘Compremos los diarios y hagamos que sus relatos sean coherentes con nuestras visiones.’

Al mismo tiempo, otros poderes emergieron en el Siglo XX y entraron en el mismo juego y compraron otras herramientas de engaño y de manipulación.

Los movimientos comunistas comenzaron a usar tácticas subversivas para infiltrar y atacar los fundamentos morales de las sociedades, los gobiernos usaron varios movimientos para el control social y la propaganda y en especial a grupos de interés que manipularon psicológicamente para obtener apoyo de una oposición política sobre temas que querían promover para ganar poder.

Todos estos métodos fueron usados contra las personas comunes, cuya psicología y sus sistema interno de valores fueron atacados -muchas veces sin su conocimiento- por varios poderes que competían por su influencia.

En la esfera de los movimientos sociales, una táctica vital es trabajar detrás de las luchas cotidianas en el concepto marxista del Materialismo dialéctico.  Este trabaja invirtiendo los conceptos, la moral y los valores de una sociedad en orden de fabricar temas sociales. La fabricación de temas sociales son usados, luego como una herramienta en la sociedad para destruir gradualmente los conceptos, la moral y los valores alguna vez vigentes.

La guerra psicológica trabaja en la esfera de la percepción en un intento de alterar la forma en que la gente interpreta la información. A lo largo de esto hay muchas tácticas de engaño mental, incluyendo la propaganda convencional, las ideas políticas basadas en la moral de lo ‘políticamente correcto’ y métodos que introducen ideas nuevas en la sociedad para romper la cultura de la ‘guerra del mimetismo’.


En el campo de cómo la gente ve el mundo en forma directa, las taçticas soviéticas de desinformación fueron usadas para crear eventos, manipular creencias mediante informes creíbles, censurando punto de vista disidentes y torciendo  técnicamente a la información verdadera para crear falsas conclusiones.

Según Scott, luego de décadas de uso, las herramientas de la manipulación y el engaño están alcanzando un punto de inflexión. ‘El juego ha cambiado’, dice. ‘Los vectores tradicionales ya no son más efectivos.’

El uso de la información ha sido dado vuelta por el surgimiento de las redes sociales, donde la gente todavía tiene cierto grado de comunicación directa, y donde los Estados-Nación y las grandes finanzas están tratando de ejercer el control. Con ello quieren censurar los puntos de vista ajenos, promover sus propios objetivos políticos, evitar las revueltas y aparecer que tienen un gran apoyo popular.


Scott describió el estado actual de la información como: ‘una alucinación perpetuada por los reyes de la censura colectiva.’

La única salida de esto, dice, es a través de que cada persona se eduque a sí misma con las herramientas disponibles y que, en consecuencia,  ‘inocule’ su propia mente de los efectos del juego.


‘Es importante educarse a sí mismo’, dice Scott. En sus propias palabras: ‘la verdad es más efectiva que cualquier conspiración,’ las guerras de la información parecen ser más efectivas que la guerra convencional y las herramientas para librarlas se han vuelto más sofisticadas.

Traducción: Carlos Pissolito.



Publicar un comentario