Estrategia - Relaciones Internacionales - Historia y Cultura de la Guerra - Hardware militar.

Strategy – International Affairs – History and culture of War – Military Hardware.

Nuestro lema: "Conocer para obrar"
Nuestra finalidad es promover el conocimiento y el debate de temas vinculados con el arte y la ciencia militar. La elección de los artículos busca reflejar todas las opiniones. Al margen de su atribución ideológica. A los efectos de promover el pensamiento crítico de los lectores.

Our maxim: “understanding before action”
Our purpose is to encourage the knowledge and the debate of issues connected with art and military science. Selection of articles attempts to reflect different opinions. Beyond any ideological ascription. In order to impulse critical thought amongst our readers.

domingo, 29 de abril de 2018

PORQUE CAMBIEMOS REPRESENTA EL ATAQUE FINAL A NUESTRAS FFAA.









por Carlos Pissolito

Ya no nos puede caber duda alguna que tras las aberraciones del Proceso Militar, pero -especialmente- luego de su derrota en Malvinas, las FFAA argentinas nos convertimos en la cabeza de turco de todos nuestros males nacionales.

Este calvario lo inició el Pte Raúl Alfonsin, quien bajo la excusa de remover toda muestra de autoritarismo, iniciaría un camino de erosión de toda autoridad y que hoy vivimos en su plenitud.

Luego, durante, el gobierno del Pte Carlos Menen, transitamos por un periodo agriduclce. El de no ser agredidos, pero viendo -a la par- como nuestros recursos eran reducidos, continuamente, en función de un dudoso economicismo.



En el medio de ambos las FFAA o, al menos la parte que estaba viva de ellas, se sublevaron contra este derrotero. Para luego pensar revivir con las misiones de paz y con el aprendizaje de las lecciones que nos dejaba una guerra perdida.

Todo pareció andar bien por un tiempo.

Con la presidencia de Néstos Kirchner y, marcadamente, con la continuación de la administración de su esposa Cristina, se cayeron las caretas y los ataques pasaron a ser frontales.

Muchos integrantes de la denominada familia militar votaron a la fórmula del Ingeniero Mauricio Macri con la esperanza que se revertiría este proceso.

Hoy, a poco más de dos años de iniciado, podemos afirmar convencidos que nuestros peores temores se han confirmado.

Si el Kirshnerato quiso domar a las FFAA mediante una burda politización de sus mandos, fruto de sus complejos de izquierda caviar no combatiente.

Cambiemos las mira con el desdén del nene bien que no las entiende y que por lo tanto no las ama y que las quiere, en consecuencia, reducidas a su mínima expresión.

Para ellos, son solo un gasto innecesario. Una nota discordante de color rojo en una planilla de cálculo.

Pero, el problema de fondo no está en estas sucesivas negaciones. Ni siquiera en los graves males desatados por la Dictadura militar.

Está en la estúpida ceguera de que se puede transitar este mundo, ya sea bajo el formato de un populismo autocomplaciente (Alfonsín, Kirchner) o el de una colonia próspera (Menem, Macri) sin la necesidad de contar con FFAA en serio.

Hasta hace poco estos delirios eran creíbles bajo el canto de las sirenas de los dulces sueños un globalismo inevitable.

Pero, hoy, con los nacionalismos marchando y con el auge de un bandolerismo desatado y cada vez más audaz. Es, francamente, una actitud suicida. Una de la que muy bien podemos llegar a arrepentirnos.

No hay comentarios: