Estrategia - Relaciones Internacionales - Historia y Cultura de la Guerra - Hardware militar.

Strategy – International Affairs – History and culture of War – Military Hardware.

Nuestro lema: "Conocer para obrar"
Nuestra finalidad es promover el conocimiento y el debate de temas vinculados con el arte y la ciencia militar. La elección de los artículos busca reflejar todas las opiniones. Al margen de su atribución ideológica. A los efectos de promover el pensamiento crítico de los lectores.

Our maxim: “understanding before action”
Our purpose is to encourage the knowledge and the debate of issues connected with art and military science. Selection of articles attempts to reflect different opinions. Beyond any ideological ascription. In order to impulse critical thought amongst our readers.

domingo, 26 de abril de 2015

Argentina indefensa.












BAILANDO EN LA CUBIERTA DEL TITANIC.  Una Peligrosa Indefensión.







Por Sebastián Tepedino


 Mientras la Señora Cristina Fernández de Kirchner culmina su última gira presidencial en Rusia cerrando acuerdos “estratégicos” con su par Vladimir Putin y lanzando anuncios rimbombantes que sus corifeos más cercanos celebran efusivamente. Los que trazamos una visión prospectiva más allá del horizonte, lejos   de erigir a esta Argentina Kirchnerista como una “República inigualable”(dicho por ellos) notamos con desasosiego y pesadumbre las graves secuelas que nos legará el poskirchnerismo y que serán difíciles de restañar. El componente más afectado será el de la Defensa con todas las instituciones esclerosadas que nos dejan en un estado de real indefensión.

 No son pocos los que creen que el final de la Bipolaridad y el “finalismo” Hegeliano de Fukuyama hicieron del mundo un lugar más seguro y estable al abrigo del Liberalismo. Sin embargo la realidad con mucha ironía marca otra cosa. Incluso grandes y prestigiosos autores de posguerra fría no dieron “pie con bola” en sus pronósticos, por ejemplo Lester Thurow señaló que las guerras venideras serían “Económicas” y hoy tienen preponderancia los Grandes Bloques Económicos, sobrevienen las grandes alianzas (MERCOSUR, BRICS) conclusión: falló. Francis Fukuyama el niño mimado de la RAND Corporation se inspiró en Hegel cuando éste salió de los escombros y vió a las tropas henchidas de orgullo desfilando pletóricamente junto a Napoleón luego de la Batalla de Jena. Creyó ver el “Fin de la Historia”, luego llegaria Waterloo. En ese sentido Eric Hobsbawm lo cuestiona pero a su vez lo entiende. No compartía su visión Kantiana pero la comprendía toda vez que el mundo cambia tan rápido que la historia pareciera que se difumina y desaparece. Fukuyama pronosticó el fin de las guerras y una paz perpetua de la mano del Capitalismo. Esta idílica visión de la paz se prolongó hasta que sonó el primer disparo en los Balcanes, conclusión: falló.


 Luego llegaría Samuel Huntington que tuvo un “Lapsus Calami” y pronosticó el “Choque de Civilizaciones” pero en realidad si hubo un choque lo fué Entre culturas, ergo: falló. El único que le atinó a los pronósticos de posguerra fría entre otros fué Zygmunt Bauman cuando señaló que la modernidad es “líquida”, tan cambiante como inestable, mutable y maleable. Otros autores como Alain Minc en su libro “La Nueva Edad Media” capítulo “El Retorno de las Sociedades Grises”, Hans Magnus Enzensberger con la proliferación de guerras civiles moleculares en las grandes metrópolis también han acertado en sus pronósticos.

Si bajamos ciertos conceptos a tierra, la tesis escatológica del finalismo nos impregnó de un pacifismo deletéreo e incontrastablemente suicida. La falta de realismo nos llevó a la imprevisión que en caso de estallar una situación inusitada nos tomaría con la guardia baja puesto que el caos no es computable.

Esta suerte de Paz Evangélica fundada en el Sermón de la Montaña es nuestra “liturgia”, para nosotros, el mundo está lleno de santos y no vemos que se fragmenta día a día en medio de conflictos intraestatales, actores de diverso pelaje, odios y recelos étnicos y religiosos cargados de atavismo, small wars, potencial anarquía, vacíos geopolíticos, ambiciones sobre territorios ricos en recursos naturales etc etc.

 La mentada “Década Ganada” ¿qué nos deja realmente? ¿nos deja algo que sea digno de alabanza? Sinceramente NO, en contrapartida nos deja muchas certezas en lo que hace a la vida en sociedad (Inseguridad,Corrupción,Inflación,Pauperización de los Salarios,Prebendas) y nos deja muchos interrogantes ¿Tenemos Hipótesis de Conflicto o sólo trabajamos con la mínima determinada por el poder político que son Confluencias y Cooperación? ¿Existe la respuesta rápida ante una emergencia compleja? ¿El Planeamiento por Capacidades realmente sirve o es una entelequia? ¿Será que la Argentina estipula en caso de un hipótetico conflicto bélico una estrategia de resistencia similar a la doctrina yugoslava de guerra popular del General Vukotic?, ¿La Instalación de la Base China en Neuquén nos puede generar algún conflicto aunque sea de Baja Intensidad (LIC) con EE.UU, Gran Bretaña y la NATO? Rememorando lo que aconteció en Kosovo donde el “Ejército de Liberación Kosovar” era un “Special Branch” del MI6 y la CIA.

 Realmente no se mirá el “estado del arte” global en donde lejos de haber “Pacem” hay “Bellum”, en donde se triplican las naciones en el mundo constituyéndose una nueva megatendencia, un caso reciente es el de “Liberland” el Nuevo Microestado de 7 km2 en una zona de tierras cultivables entre Serbia y Croacia, en Estados Unidos también hay microestados que tienen las dimensiones de una Granja que en el fondo no dejan de ser un gran “Business”, el mundo en esencia es esto, se fragmenta más, un mundo con rendijas, hay mayor fragmentación antes que unicato, desaparece y colapsa el estado, surgen nuevos actores subestatales que se reparten los despojos de éste, prolifera la escasez de alimentos y agua, hay mayor cantidad de demanda y poca oferta lo que comporta a su vez mayores apetencias por los recursos estratégicos que son de carácter crítico en varias regiones del globo. Evidentemente no se miran estos indicadores y esto nos sumerge en la más profunda indefensión, Toda esta incontrastable realidad no ha puesto fin a los idílicos remansos de paz de esta increible Argentina que parece obnubilada mientras el mundo se incendia, bailando en la cubierta del Titanic, ciertamente.

En materia de defensa estamos francamente comprometidos, nuestros materiales tienen una antigüedad de más de 30 años, es material obsoleto, nuestros buques de guerra se hunden amarrados, nuestros aviones ya casi no vuelan, los pilotos tienen escasas horas de vuelo, no tenemos repuestos se tiende a “canibalizar”, y como si esto fuera poco el presupuesto estipulado para el año fiscal es prácticamente irrisorio, se destina menos del 1% del PBI para defensa, constituyendo el porcentaje más bajo de su historia. Pese a este estadío de degradación moral y material, se nos “vende” que las cosas están bien (todos los años contemplamos impávidos noticias concernientes al robo de municiones, fusiles y hasta misiles!) todo esto, entre acuerdos de ejercicios militares conjuntos, la eterna llegada de aviones y transferencia de tecnología nuclear de por medio, con la “claque” enfervorizada y aplaudiendo a más no poder tales ejercicios retóricos demagógicos y electoralistas que no resisten ningún archivo.

 Decía Henry Kissinger gran adalid del Realismo Político en su obra “La Diplomacia”:

      “...La habilidad diplomática puede aumentar pero nunca jamás sustituir al potencial militar, la debilidad ha tentado invariablemente a la agresión y la impotencia trae en su estela la abdicación de la política...”

Esta frase es muy rescatable porque marca la importancia del componente de defensa y está apuntando a la política integral, la política arquitectónica, la política en grande. Aquella que no conocen nuestros dirigentes, verdaderos diletantes, que en foros internacionales y en espacios de batalla dialéctica refuerzan conceptos sobre la soberanía, la defensa y la seguridad, pero en el terreno de la práctica hacen todo lo contrario, nos desarman ignominiosamente y vilipendian todo lo que toque de cerca y de lejos al componente militar mostrando así, su real política de “doble rasero” que los caracteriza. El viaje de la Señora Presidente a Rusia es un mero fuego de artificio, puesto que para este gobierno la defensa nunca ha sido una prioridad, solo acudimos a países poderosos para satisfacer intereses mezquinos y de política agonal. Vivimos de la dádiva de todo aquel que se digne de tomarnos en cuenta, en tanto, los sucesos complejos de este mundo acaecen continuamente, mientras aquí se baila peligrosamente en la cubierta del titanic encapsulados en su ficticio apogeo o clímax.