Estrategia - Relaciones Internacionales - Historia y Cultura de la Guerra - Hardware militar.

Strategy – International Affairs – History and culture of War – Military Hardware.

Nuestro lema: "Conocer para obrar"
Nuestra finalidad es promover el conocimiento y el debate de temas vinculados con el arte y la ciencia militar. La elección de los artículos busca reflejar todas las opiniones. Al margen de su atribución ideológica. A los efectos de promover el pensamiento crítico de los lectores.

Our maxim: “understanding before action”
Our purpose is to encourage the knowledge and the debate of issues connected with art and military science. Selection of articles attempts to reflect different opinions. Beyond any ideological ascription. In order to impulse critical thought amongst our readers.

sábado, 28 de noviembre de 2015

Alemania se implica en la guerra siria con aviones y un barco.












GUILLEM SANS MORA

Alemania se ha tomado muy en serio la petición de ayuda de Francia para combatir a la milicia yihadista del Estado Islámico en Siria, formulada públicamente por el presidente francés, François Hollande, al recibir a la canciller Angela Merkel el pasado miércoles por la noche en París. El Gobierno ha anunciado hoy que se suma a la lucha en Siria de forma directa, aunque sin lanzar operaciones ofensivas propias. Los atentados de París han dado un giro a la posición de Alemania, que hasta ahora no participaba activamente en la lucha en Siria.

Tras el anuncio de Berlín, el presidente francés, François Hollande, se mostró "convencido de que los otros europeos seguirán este impulso".

Los alemanes aportarán principalmente tecnología de reconocimiento: entre cuatro y seis aviones del tipo Tornado Recce, un sistema de radar de apertura sintética (SAR), un número indeterminado de aviones Airbus de combustible para abastecer a los cazas Mirage franceses y una fragata con misiles antiaéreos que escoltará al portaviones "Charles de Gaulle", que París ha enviado a las costas sirias.


El anuncio de los nuevos planes alemanes motivó la convocatoria de una reunión de urgencia de los grupos parlamentarios de la gran coalición en el Bundestag, la Cámara baja del Parlamento. Allí, Merkel defendió los planes de su Gobierno, "una decisión necesaria". Alemania no puede quedarse de brazos cruzados y ver cómo el Estado Islámico se vuelve cada vez más fuerte, dijo.

Merkel ya dejó claro en París que no descartaba prestar aún más ayuda a los franceses si era necesario. Pocas horas antes, la ministra de Defensa, Ursula von der Leyen, había confirmado que soldados alemanes aliviarán la carga de Francia en Malí, precisando que lo harán 650 efectivos. La ministra también anunció la incorporación de otros cincuenta militares a las tareas de formación de los combatientes kurdos en el norte de Irak. El equipo alemán de instructores sumará así 150 efectivos.

Alemania también eleva el tono en su retórica cuando se trata de la lucha contra los yihadistas. "El Estado Islámico sólo se puede batir militarmente, por eso no puede haber tabús en nuestro compromiso contra el terror islamista", dijo el democristiano Henning Otte, portavoz de política de Defensa del grupo parlamentario conservador y encargado de anunciar hoy la nueva aportación alemana.

La intervención deberá ser aprobada por el Bundestag, la Cámara baja del Parlamento, pero en la gran coalición alemana cunde la opinión de que no es necesario esperar a que haya un mandato específico de la ONU para intervenir en Siria. "Sería mejor con mandato de la ONU, pero ya existe una resolución de las Naciones Unidas de la semana pasada y el compromiso de los europeos de ayudar a sus socios. Es compatible", dijo el portavoz de Defensa de la bancada socialdemócrata, Rainer Arnold, a la radio Saarländischer Rundfunk.

La planeada intervención en Siria responde también al papel más destacado en términos militares que reclaman para Alemania en el mundo destacados políticos del país, empezando por el presidente federal, Joachim Gauck. El ministro de Asuntos Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, ha dicho hoy que está en juego la credibilidad de Alemania. "No solo sentimos compasión, también estamos expresando solidaridad", dijo Steinmeier.

La tensión por el peligro terrorista no es tan fuerte en Alemania como en la vecina Bélgica, que ha levantado hoy el nivel de alerta máxima tras cinco días de normalidad suspendida. Pero los alemanes viven con una tensión desconocida la situación de peligro terrorista. Solo en la mañana posterior a los atentados, en Berlín la Policía intervino en cinco ocasiones por alarma terrorista. La ministra de Defensa, Ursula von der Leyen, advirtió hoy que "los estragos del Estado Islámico" pueden golpear a Alemania en cualquier momento. En Berlín, hoy mismo dos supuestos islamistas fueron detenidos en el barrio berlinés de Charlottenburg por sospechas de que planeaban un atentado.