Estrategia - Relaciones Internacionales - Historia y Cultura de la Guerra - Hardware militar.

Strategy – International Affairs – History and culture of War – Military Hardware.

Nuestro lema: "Conocer para obrar"
Nuestra finalidad es promover el conocimiento y el debate de temas vinculados con el arte y la ciencia militar. La elección de los artículos busca reflejar todas las opiniones. Al margen de su atribución ideológica. A los efectos de promover el pensamiento crítico de los lectores.

Our maxim: “understanding before action”
Our purpose is to encourage the knowledge and the debate of issues connected with art and military science. Selection of articles attempts to reflect different opinions. Beyond any ideological ascription. In order to impulse critical thought amongst our readers.

lunes, 3 de diciembre de 2012

Brasil compraría fragatas inglesas.

 
 
POLÉMICO PROYECTO DE RENOVACIÓN DE LA FLOTA BRASILEÑA CON APOYO BRITÁNICO
Escribe Edgardo Aguilera

Fragata inglesa Tipo 26.
En su paso por la Argentina, Dilma Rousseff habló de la necesidad de inversiones recíprocas más decisivas. Dijo: «Nuestro objetivo debe ser la cooperación intensa en áreas estratégicas áreas que exigen elevado grado de inversión e innovación, como el sector naval, espacial, de ciencia y tecnología, sector aeronáutico, tecnología de información y sector digital». La enumeración remite a programas de producción para la Defensa, entre ellos un millonario proyecto de actualización de la Armada brasileña con apoyo británico que se expandiría en las próximas décadas a socios o miembros del bloque regional.



Elección
 
Fragata francesa Tipo FREMM.
El contralmirante Petrónio Augusto Siqueira de Aguiar, coordinador del Programa de Modernización de la Armada brasileña, es el encargado del proceso de elección de seis fragatas de 6.000 toneladas y un navio multipropósito (que puede ser un portaaviones), a fabricarse en Brasil de acuerdo con el programa Prosuper (Programa de Obtención de Medios de Superficie). La iniciativa de construcción naval especializada a largo plazo necesita de socios (otras armadas) que adhieran a futuro -una vez satisfecho el requerimiento de la Marina brasileña- para cerrar la ecuación económica del desarrollo de alta tecnología en materia de producción de defensa que busca Brasil. Dos oferentes tradicionales, Gran Bretaña y Francia pujan por quedarse con el contrato del modelo de fragata que se replicará en astilleros brasileños, el poderoso grupo inglés BAE Systems (proveedor exclusivo de la Royal Navy) con su fragata tipo 26 y el astillero francés DCÑS con la fragata FREMM (Frégate Européen Multi-Mission = Fragata Europea para Misiones Múltiples) cuyo primer ejemplar navega desde el mes pasado para la Armada gala con el nombre de Aquitaine. El Gobierno y la Armada británicos y la división Sistemas para buques de superficie de BAE Systems invitaron formalmente a Brasil, en septiembre de 2010, a convertirse en el primer socio internacional como parte de la propuesta del grupo BAE para la renovación de la flota brasileña dentro del programa Prosuper. El 27 de setiembre pasado, el almirante Julio Soares, titular de la Marina, y su par británico Mark Stanhope, firmaron un acuerdo de cooperación estratégica; «las áreas de cooperación son amplias, e involucran el conocimiento en la construcción de diversos tipos de navios, como patrulleros, fragatas y portaaviones, además de la aproximación para realizar ejercicios conjuntos y una amplia gama de oportunidades», declaró en aquella oportunidad el almirante brasileño.
 
Justificación
El argumento del Gobierno y de la Marina brasileña conducida por el almirante Soares para justificar el proyecto de más de 9.000 millones de euros no es otro que la protección de recursos off shore, amén de la custodia de un litoral marítimo de alrededor de 5.000 kilómetros y el nuevo libreto de involucrarse en el frente geopolítico del Atlántico Sur, junto con Uruguay, la Argentina y Sudáfrica, para garantizar el libre flujo del comercio internacional, seguridad en la ruta oceánica, vigilancia de zona libre de la presencia de materiales nucleares, entre otras responsabilidades del grupo. Mirado con el prisma de la geopolítica, el avance de la británica BAE pone en cortocircuito la posición de Brasil respecto del Atlántico Sur por la cuestión Malvinas y su relación con la Argentina. Uno no podría imaginarse a la presidenta Rousseff vetando el ingreso de un navio de la Royal Navy a puertos brasileños, como lo hizo a prinDilma Rousseff cipios de su gestión en solidaridad con la causa Malvinas, si progresa y se cierra el acuerdo entre la británica BAE Systems y la Armada del Brasil para la construcción de fragatas y de un portaaviones. Con la provisión de material bélico de punta el país«donante» refuerza la relación entre gobiernos y fuerzas armadas. El objetivo político del Reino Unido, además del interés comercial, es iniciar una prolongada relación con Brasil puerta de entrada y pivote hacia voluntades de otros países de la región. El grupo BAE junto con la Royal Navy, logró que la Armada brasileña comprara en diciembre de 2011 tres navios de patrulla nuevos (embarcaciones de menor porte que las fragatas proyectadas). El viernes pasado, el segundo buque de la serie recibió la bandera de Brasil en una ceremonia que se llevó a cabo en el astillero de la base naval británica de Portsmouth; asistió el contralmirante Francisco Deiana, director de Ingeniería Naval de la Marina brasileña.

No hay comentarios: