Estrategia - Relaciones Internacionales - Historia y Cultura de la Guerra - Hardware militar.

Strategy – International Affairs – History and culture of War – Military Hardware.

Nuestro lema: "Conocer para obrar"
Nuestra finalidad es promover el conocimiento y el debate de temas vinculados con el arte y la ciencia militar. La elección de los artículos busca reflejar todas las opiniones. Al margen de su atribución ideológica. A los efectos de promover el pensamiento crítico de los lectores.

Our maxim: “understanding before action”
Our purpose is to encourage the knowledge and the debate of issues connected with art and military science. Selection of articles attempts to reflect different opinions. Beyond any ideological ascription. In order to impulse critical thought amongst our readers.

martes, 5 de mayo de 2015

¿Islamismo extremo o hipocresía occidental?


http://www.urgente24.com/239710-cuando-atacar-una-iglesia-no-es-delito-pero-la-hipocresia-de-occidente-es-peor

Cuando atacar una iglesia no es delito pero la hipocresía de Occidente es peor.







Se complica cada vez la situación de los cristianos en Asia y en África. Una demostración más de los acontecimientos tan graves apareció en un texto de Paolo Affatato en la web Vatican Insider (del diario La Stampa):

«Atacar una Iglesia no es un acto ilegal y no viola ninguna ley»: esta provocatoria afirmación del líder hinduista Munna Kumar Shukla, secretario general del partido extremista Hindu Mahasabha, pretende atraer a los jóvenes militantes y promover una ideología exclusivista que apuesta por cancelar a las minorías religiosas de India. En el vasto país del Asia meridional, con mil doscientos millones de habitantes, los hinduistas representan el 75% de la población, los musulmanes el 13 y los cristianos, de todas las confesiones, alrededor del 4,5%.

Es, principalmente un llamado que legitima los constantes ataques que, en los últimos años, han dañado a las comunidades cristianas de la India, víctimas en 2014 de más de 7 mil episodios de violencia, como indica un informe de la organización Catholic Secular Forum.

Esta vez, el líder hinduista llegó muy lejos, pues pidió al gobierno federal «ofrecer una tutela jurídica a los hindúes que atacan las iglesias», pues, en su opinión, son «no ya lugares de culto, sino fábricas para la conversión de los hindúes al cristianismo».


Su organización, añadió Shukla, ofrecerá «premios y protección a los jóvenes hindúes que atacan las Iglesias y que se casan con chicas musulmanas». Incluso la obra maestra de la arquitectura musulmana en India, el Taj Mahal (mausoleo construido en 1632 por voluntad del emperador moghul Shah Jahan), «estaba, en realidad, dedicado al dios Shiva, y dentro de poco volverá a ser un templo hindú», subrayó.

Las palabras de Shukla hacen eco de las que pronunció la vicepresidente del movimiento, Deva Sadhvi Thakur, que había pedido «la esterilización masiva de musulmanes y cristianos, para que no pueda aumentar su número».

Parecen haber levantado la cabeza los movimientos radicales hinduistas desde que llegó al gobierno Narendra Modi, líder del partido político Baratiya Janata Party (Partido del Pueblo Hindú), formación que amasó su fortuna y su consenso al lado de estos movimientos radicales.

La presencia de Modi en el gobierno federal parece dar espacio y entusiasmo a los grupos extremistas que pretenden hacer crecer la militancia en la sociedad hindú, seguros de cierto apoyo por parte de las autoridades políticas: en los últimos meses, los líderes políticos se han distinguido por su timideza o indiferencia frente al fenómeno de los abusos contra las minorías religiosas, que preocupa y va desgastando el tejido plural de la sociedad hindú. (...)".

Acerca de la grave situación abundó en comentarios el patriarca de Antioquía y obispo de Beirut, Su beatitud Ignatius Joseph III Younan: los cristianos en Oriente y África no sólo se encuentran abandonados a la violencia de terroristas como Estado Islámico (que los degüellan en Siria o Irak o Libia, lo mismo les da), sino a una enorme hipocresía de los gobiernos y empresas occidentales que se enriquecen a partir de la violencia que practican esas organizaciones. (De paso, a propósito de Younan: un concepto muy interesante para tener en cuenta en la Argentina, donde se encuentra vigente un texto constitucional y un concordato con el Vaticano: "El problema de fondo es que no existe separación entre Estado y religión en el islam, los musulmanes creen que ellos deben gobernar y dominar.")


  • En Libia, las facciones del Estado Islámico, “Wilayat Barca” y “Wilayat Fezzan”, han difundido un video con 2 nuevas masacres de cristianos, en este caso etíopes: en la 1ra. de ellas 12 hombres son decapitados a orillas del mar; en la 2da., 16 son rematados de un tiro en un lugar desértico. En su discurso, el “cabecilla” exhorta a los cristianos a convertirse al islam o pagar la “yiza”, el gravamen que históricamente se imponía a los cristianos que viven en tierras musulmanas y que el estado islámico aplica ahora en las zonas que controla. 



  • En Pakistán, en una escuela fueron asesinados casi 200 niños, volencia que llevó al gobierno de ese país a poner fin a la moratoria de la pena de muerte que regía en él desde hace varios años. Las últimas 8 ejecuciones producidas en el país, sin embargo, hacen temer por la suerte de muchas personas víctimas de la terrible injusticia que representa en el país la conocida como 'ley de la blasfemia'. Entre ellas se halla la cristiana Asia Bibi, que lleva ya 5 años en el corredor de la muerte por una blasfemia que nunca pronunció.



  • En Egipto, la 'ley de blasfemia'  ha provocado que Bishoy Armia, antes conocido como Mohamed Hegazy, periodista convertido al cristianismo hace 7 años, se halla cumpliendo la condena de un año por el supuesto delito de divulgar noticias falsas mientras cubría las protestas producidas en el país contra los Hermanos Musulmanes. la tendencia es preocupante.


Entrevistado por Andrés Beltramo Álvarez, también para Vatican Insider, ocurrió el siguiente fragmento de diálogo:

"(...) -¿Cómo aparece el Estado Islámico (EI) en este contexto?

-El Estado Islámico ha crecido en Irak y Siria porque los milicianos tienen un odio confesional. Todos son sunitas y creen en la yihad, la “guerra santa” musulmana. Son también mercenarios que vienen desde el lejano oriente, o que tienen lavado el cerebro por la causa de Dios. Pero son como niños. Algunos países les permiten actuar, ellos tienen el dinero y el petróleo, y eso al occidente le gusta mucho, pueden vender armas y crear todo este caos.

-¿Ustedes advierten hipocresía en varios gobiernos de países occidentales?

-Una grandísima hipocresía y deshonestidad. Los jefes religiosos de las Iglesias cristianas de Siria e Irak decíamos: Basta con este derramamiento de sangre, se puede encontrar una solución civil. Ellos decían que querían una reforma y que el gobierno en Siria se fuera, pero ¿cuáles eran las garantías para lograr eso?

-Muchas de las armas que tiene el EI fueron entregadas por los países occidentales. ¿No es un contrasentido esperar que esos mismos gobiernos combatan ahora a los terroristas?

-Seguramente es un contrasentido, porque todos tienen intereses. ¿Ellos van a bombardear al Estado Islámico gratis? Ahí tenemos el legítimo derecho de preguntarnos, ¿cómo es que no se les podía frenar y expulsar antes? Por ejemplo el año pasado, en el mes de junio, se movilizaron para conquistar Mosul (en Irak) desde el este de Siria, desde la localidad de Raqqa. Unos 300 kilómetros separan a estos lugares y ellos se movieron sin ningún problema. ¿No vieron este grupo de vehículos militares?

-¿Entonces simulan querer combatir el EI?

-Seguramente. Existe un acuerdo entre estos países occidentales con Israel para crear este caos. Por lo tanto podemos decir fácilmente: Es una “primavera israelí”, no una primavera para estos países que querían cambiar sus regímenes. Si no existe separación entre la religión y el Estado en el mundo árabe, habrá siempre interpretaciones varias del islam. Si querían ayudar a estos países, se debía promover esta separación entre fe e instituciones civiles. Mira los Hermanos Musulmanes de Egipto que fueron ayudados por Europa, pero ya desde su logo ellos declaraban que su camino era la yihad. ¿Cómo es que ustedes le permitieron organizarse aquí mismo, cuando ya se sabía cuál era su programa?

-¿Los cristianos son víctimas de un juego geopolítico?

-Nosotros tenemos no sólo el sentimiento, realmente creemos que hemos sido abandonados por estos países “civilizados” del occidente, por sus intereses, su oportunismo maquiavélico. Para lograr sus objetivos han sacrificado los cristianos y todas las otras minorías, como los yazidis. Ellos dicen que la gran nación musulmana está formada sólo por sunitas, tienen este sentimiento de unidad en la nación islámica, tienen el dinero y pueden crear grupos terroristas. Estos tres elementos nosotros y otras minorías no los tenemos. (...)".