Estrategia - Relaciones Internacionales - Historia y Cultura de la Guerra - Hardware militar.

Strategy – International Affairs – History and culture of War – Military Hardware.

Nuestro lema: "Conocer para obrar"
Nuestra finalidad es promover el conocimiento y el debate de temas vinculados con el arte y la ciencia militar. La elección de los artículos busca reflejar todas las opiniones. Al margen de su atribución ideológica. A los efectos de promover el pensamiento crítico de los lectores.

Our maxim: “understanding before action”
Our purpose is to encourage the knowledge and the debate of issues connected with art and military science. Selection of articles attempts to reflect different opinions. Beyond any ideological ascription. In order to impulse critical thought amongst our readers.

sábado, 5 de diciembre de 2015

Una jura en Facebook de lealtad al califato



http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-287605-2015-12-05.html




Tashfeen Malik, quien junto con su esposo mató a 14 personas, había nacido en Pakistán y vivido en Arabia Saudita. Los investigadores creen que no fue un atentado ordenado por el Estado Islámico, sino un acto de “autorradicalización”.

Por Tim Walker *


Se cree que Tashfeen Malik, quien junto con su esposo mató a 14 personas hace cuatro días en una fiesta en San Bernardino, California, declaró su lealtad al califa del Estado Islámico (EI), Abu Bakr al Baghdadi.

Los funcionarios que investigan el tiroteo masivo en la ciudad ahora creen que Malik, quien había nacido en Pakistán y vivido en Arabia Saudita antes de mudarse a Estados Unidos, hizo su declaración en Facebook. Malik, esposa de Syed Rizwan Farook, de 28 años, prometió lealtad a Al Baghdadi con una cuenta en la que utiliza un nombre diferente. No se cree que haya estado dirigida por EI para llevar a cabo el ataque, que fue descripto como un acto de “autorradicalización”.

Los investigadores están examinando las afirmaciones de que el marido de Malik tuvo una discusión con un compañero de trabajo en el Centro Regional del Interior en San Bernardino, que había denunciado los “peligros inherentes del Islam” antes de que comenzara el tiroteo. Se encontraron doce bombas caseras en la casa de la pareja en la cercana Redlands, junto con una cuna, juguetes, libros del Corán de un niño, fotos familiares y documentos destruidos. Las autoridades dijeron que Farook y Malik tenían una hija de seis meses.



Antes del ataque, se cree que destruyeron los discos rígidos y otros dispositivos electrónicos en la propiedad. Farook, ciudadano estadounidense nacido en Illinois e hijo de inmigrantes paquistaníes, trabajó como inspector para el Departamento de Salud Ambiental del Condado de San Bernardino. Había conocido a Malik, de 27 años, en Arabia Saudita.

Malik y Farook murieron en un tiroteo con la policía unas horas después de la masacre. Malik se trasladó con su familia hace 25 años desde Pakistán a Arabia Saudita, donde su padre se convirtió en “conservador y de línea dura”, le dijo un miembro de la familia a Reuters.

Anoche, los funcionarios estaban tratando de determinar si un artefacto explosivo casero, controlado de forma remota dejado en el lugar de los hechos, se basa en las instrucciones de diseño de la revista de Al Qaida en Internet, Inspire. La familia de Malik en Pakistán fue contactada por funcionarios de inteligencia paquistaníes después el tiroteo. Los compañeros de trabajo de Farook, algunos de los cuales habían ayudado a organizar una celebración para el nacimiento del bebé de la pareja, en mayo, dijeron que el inspector de comida de 28 años era tranquilo, agradable y bueno en su trabajo. Tenían poco conocimiento de su infancia turbulenta con su padre ahora distanciado, que se cree que fue un alcohólico abusivo, pero no había indicios de que él ocultara un costado violento.

Un compañero de trabajo, Patrick Baccari, recordó haber compartido una broma con Farook mientras esperaban que comenzara la conferencia en el Centro Regional del Interior. Una hora más o menos ya comenzado el evento, se dio cuenta de que Farook se había ido, sin llevarse su chaqueta.

Poco antes de las 11, Farook volvió con su mujer con máscaras negras, llevando rifles de asalto y pistolas. Algunos de los 75 asistentes estaban posando para fotos de grupo, otros –entre ellos Baccari– estaban en un descanso en el baño. En sólo cuatro minutos, 14 de ellos estaban muertos.

El teniente de Policía de San Bernardino Mike Madden fue el primer oficial en llegar al lugar. “Fue indescriptible”, les dijo a los periodistas. “La carnicería que estábamos viendo, el número de personas heridas o ya muertas, y el pánico en los rostros de las personas que todavía estaban necesitando ayuda y su necesidad de estar a salvo.”

Las razones de la pareja para el ataque siguen siendo oscuras, al igual que la línea de tiempo de su presunta radicalización. Farook había viajado a Arabia Saudita en dos ocasiones en los últimos años: una vez en el año 2013 para la peregrinación Hajj, y de nuevo el año pasado para casarse con Malik, a quien había conocido por Internet. La pareja regresó a Estados Unidos en julio de 2014.

Ni Farook ni Malik estaban marcados por los organismos encargados de hacer cumplir la ley como potencialmente radicalizado, o por tener contacto con los sospechosos de terrorismo en el extranjero. David Chelsey, abogado de la familia Farook, dijo que los parientes de la pareja estaban igual de desconcertados que las autoridades. “Simplemente no tiene sentido que estos dos actuaran como una especie de Bonnie y Clyde,” dijo Chelsey a CNN. “Es simplemente ridículo.”

En Washington y en la campaña presidencial, la respuesta a los ataques del miércoles divide previsiblemente a lo largo de las líneas de los partidos, con los republicanos vinculando el incidente con el terrorismo global y los demócratas una vez más, intentando congregar entusiasmo para las nuevas medidas de control de armas. El senador de Texas Ted Cruz, un republicano, dijo que el ataque “horrible pone de relieve que nos encontramos en una época de guerra, se dé cuenta o no la actual administración”. Su candidato republicano rival, el gobernador de Nueva Jersey Chris Christie, se hizo eco del sentimiento, diciendo: “Tenemos que hacernos a la idea de que estamos en medio de la próxima guerra mundial”.

Mientras tanto, Hillary Clinton, la favorita demócrata, quien recientemente dio a conocer un nuevo plan de control de armas como parte de su plataforma presidencial, escribió en Twitter: “No podemos seguir perdiendo 90 personas por día por la violencia armada. Necesitamos actuar ahora”.

Sin embargo, los esfuerzos de los congresistas demócratas por añadir disposiciones de control de armas a un proyecto de ley de presupuesto fueron obstaculizados rápidamente. El jueves, la senadora de California Dianne Feinstein, un veterano activista de control de armas, propuso una medida que impediría a aquellos en la lista antiterrorista de exclusión aérea del gobierno de Estados Unidos compraran armas de fuego. Los republicanos bloquearon la propuesta, sobre la base de que la lista estaba plagada de errores.

Desde octubre, cuando un hombre armado mató a nueve personas y luego se mató en una comunidad en la universidad de Oregon, la Casa Blanca ha estado explorando la posibilidad de utilizar la autoridad ejecutiva del presidente Obama para cerrar el llamado “vacío legal de armas de fuego”, que permite a la gente comprar armas de fuego en exhibiciones de armas sin una verificación de antecedentes. Obama dijo el jueves que era “demasiado fácil” comprar armas a los posibles tiradores.

* De The independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12. -Traducción: Celita Doyhambéhère.