Estrategia - Relaciones Internacionales - Historia y Cultura de la Guerra - Hardware militar.

Strategy – International Affairs – History and culture of War – Military Hardware.

Nuestro lema: "Conocer para obrar"
Nuestra finalidad es promover el conocimiento y el debate de temas vinculados con el arte y la ciencia militar. La elección de los artículos busca reflejar todas las opiniones. Al margen de su atribución ideológica. A los efectos de promover el pensamiento crítico de los lectores.

Our maxim: “understanding before action”
Our purpose is to encourage the knowledge and the debate of issues connected with art and military science. Selection of articles attempts to reflect different opinions. Beyond any ideological ascription. In order to impulse critical thought amongst our readers.

miércoles, 16 de marzo de 2016

Lo nuevo en tecnología de drones: cómo defenderse de ellos



http://lat.wsj.com/articles/SB10620507992549273295504581600980809752142?tesla=y





Por ROBERT WALL - miércoles, 16 de marzo de 2016 

La batalla de Captieux duró sólo unos segundos, y terminó en una derrota decisiva para el invasor.


El dron enemigo, que volaba hacia una instalación militar francesa al sur de Burdeos, fue detectado fácilmente en el radar. Una cámara de vídeo integrada confirmó su identidad, y un rápido estallido de la emisión de radiofrecuencia interrumpió sus señales de comunicación, desviándolo de su objetivo.

Era la primera vez que este grupo de pequeñas empresas británicas hacía una demostración a nivel internacional de su sistema de defensa antidron, dijo Mark Radford, director ejecutivo de Blighter Surveillance Systems, fabricante del sistema.

Mientras que Amazon Inc. y Google Inc. evalúan el empleo de drones para tareas que van desde la entrega de paquetes hasta el suministro de Internet de alta velocidad, reguladores y planificadores militares está preocupados porque estos aparatos de bajo costo, ampliamente disponibles en el mercado, pueden representar una amenaza para la aviación comercial, infraestructura crítica e incluso para las tropas.



Estos dispositivos, también denominados vehículos aéreos no tripulados, tienden a ser más pequeños y ligeros que sus contrapartes de uso militar. Eso también los hace más difíciles de detectar. Aunque tienen muchas aplicaciones legítimas en campos como la fotografía y el cine, su rápida difusión y el potencial para el abuso ha dado lugar a un nuevo negocio: las defensas anti-drones.

Una serie de incidentes en EE.UU. y Europa ilustra la necesidad de esta nueva industria. El año pasado, mientras los bomberos combatían los incendios en San Bernadino, California, su labor fue obstaculizada por drones suspendidos sobre las llamas; los helicópteros que se utilizan para combatir el fuego tuvieron que suspender temporalmente su trabajo por temor a chocar con ellos, dijo un funcionario de la ciudad.

En agosto de 2013, otro dron sobrevoló las instalaciones de BAE Systems PLC en el norte de Inglaterra, donde se construyen submarinos de la Marina Real. El mes siguiente, un minidron interrumpió un mitin electoral de la canciller alemana, Angela Merkel.

El año pasado en Washington, un aficionado estrelló accidentalmente su dron en los jardines de la Casa Blanca, lo que provocó una alarma de seguridad. Y, en abril, después de que varios drones fueran vistos sobrevolando centrales nucleares franceses, Francia otorgó contratos a pequeños equipos de investigación militar para que desarrollen armas que la policía y la fuerza aérea puedan utilizar para sacar del aire a estos robots voladores.

El fabricante francés de aparatos electrónicos de defensa Thales SA está trabajando en un sistema que utilizaría un radar para detectar al dron, una cámara para identificarlo, y sofisticadas herramientas de interferencia para “tomar control de [el dron]”, dijo Dominique Gaiardo, vicepresidente de la compañía a cargo de sistemas de protección. La compañía espera tener un prototipo listo para finales de este año.

El Laboratorio de Ciencia y Tecnología de Defensa del gobierno británico dice que los drones podrían ser utilizados por un potencial adversario para atacar los intereses británicos. La agencia dijo que está estudiando el problema. Mientras tanto, la Agencia Europea de Defensa con sede en Bruselas, cuya misión es promover la cooperación militar en la Unión Europea, está considerando si los esfuerzos anti- drones deberían recibir mayor prioridad en los planes de adquisición de las fuerzas armadas europeas.

Las preocupaciones van más allá de los militares. Encuentros cercanos con drones han puesto en peligro a vuelos comerciales cuando se aproximan a aeropuertos, incluyendo LaGuardia en Nueva York y Heathrow en Londres.


“Un aeropuerto [tendría el derecho] a introducir medidas para combatir los riesgos planteados por drones”, dijo la Autoridad de Aviación Civil, que supervisa los vuelos comerciales de Gran Bretaña.

Los expertos dicen que los drones presentan muchos desafíos de defensa. Eso es en parte debido a la forma en que evolucionaron los sistemas de radar convencionales. Durante años, los fabricantes de radar han utilizado software para evitar que la pantalla detecte pequeños pájaros, lo que crearía desorientación. Ahora, los ingenieros tienen que desarrollar algoritmos para distinguir drones de aves.

MBDA, un consorcio de empresas de defensa europea que incluye a Airbus Group SE, BAE Systems y Finmeccanica SpA, derribó a un minidron con un láser durante una prueba realizada en Alemania en mayo. La nave no tripulada fue destruida a unos 500 metros, dijo la compañía.

Ese enfoque no sería práctico en todas partes. Muchos lugares en los que el espacio aéreo está restringido, como alrededor de instalaciones gubernamentales o estadios deportivos, están en zonas pobladas, lo que significa que derribar una nave no tripulada no es una opción.

En EE.UU., algunas empresas están desarrollando sistemas anti-drones que usan micrófonos o radar para detectarlos. Las autoridades estadounidenses han utilizado esos sistemas para proteger cárceles, eventos deportivos y edificios gubernamentales, dice Drone Shield LLC, un fabricante estadounidense de sistemas de detección de naves no tripuladas. Durante la maratón de Boston el pasado mes de abril se emplazaron fusiles de redes para capturar cualquier aparato volador indeseable, agregó Drone Shield.

Es crucial encontrar un método de bajo costo para interceptar estas naves no tripuladas dado que estas son en sí mismas relativamente baratas, hasta menos de US$1.000 para los modelos comerciales, incluso los más sofisticados.

Radford, de Blighter Surveillance, dijo que el sistema antidron con el que su firma de Chesterfield, Inglaterra, está involucrada, cuesta alrededor de US$1 millón. En una señal de cómo la demanda está en auge, dijo, ya se han hecho presentaciones del sistema a clientes potenciales en EE.UU., Francia y Reino Unido. Clientes asiáticos también están mostrando interés.

Una de las grandes preguntas en torno a derribar aviones no tripulados es saber cuándo es apropiado hacerlo. “Hay un montón de discusión acerca del [marco] legal y reglamentario… Eso todavía se está trabajando “, dijo Radford.

Con la esperanza de evitar posibles enfrentamientos, fabricantes de drones comerciales como la china SZ DJI Technology Co., fabricante de la popular serie Phantom de helicópteros no tripulados, están instalando la llamada tecnología de geo-cercas, que impide a la nave penetrar un espacio aéreo predefinido predeterminado. Sin embargo, expertos en tecnología y seguridad aérea dicen que tales sistemas pueden ser desactivados.

-Jack Nicas contribuyó a este artículo.