Estrategia - Relaciones Internacionales - Historia y Cultura de la Guerra - Hardware militar.

Strategy – International Affairs – History and culture of War – Military Hardware.

Nuestro lema: "Conocer para obrar"
Nuestra finalidad es promover el conocimiento y el debate de temas vinculados con el arte y la ciencia militar. La elección de los artículos busca reflejar todas las opiniones. Al margen de su atribución ideológica. A los efectos de promover el pensamiento crítico de los lectores.

Our maxim: “understanding before action”
Our purpose is to encourage the knowledge and the debate of issues connected with art and military science. Selection of articles attempts to reflect different opinions. Beyond any ideological ascription. In order to impulse critical thought amongst our readers.

lunes, 14 de noviembre de 2016

Israel: “El triunfo de Trump son los dolores de parto del Mesías”

COMENTARIO: Es más que evidente que vivimos tiempos extraños y revueltos. Tal vez los argentinos, acostumbrados desde hace decenios a vivir en medio de inestabilidades, subidas y bajadas -también siempre desinformados por los medios y mirándonos el ombligo-, y por nuestro carácter que no demasiada importancia a nada, no seamos conscientes de la alarma que existe en todo el mundo, y de la incertidumbre sobre lo que va a pasar. Debido a eso las teorías "apocalípticas" han pasado a inspirar las acciones de dirigentes y pueblos enteros. Un ejemplo son los países musulmanes que quieren acelerar la llegada del Mhadi y para ello han promovido la 3ª migración masiva hacia Europa con el fin de conquistarla (como ya se está viendo en los problemas que enfrentan esas sociedades). 

En una posición  no muy lejana se encuentran los judíos ultra ortodoxos, y aquí va una muestra. Y no menor. Se trata del Ministro de Interior de Israel que hace estas declaraciones plenamente apocalípticas y que deben entenderse dentro del marco de lo que para la religión judía significa la llegada del Mesías.


Es decir, la política entra en el territorio de la irracionalidad, donde la realidad va perdiendo sus contornos definidos para ser sustituida por un juego de luces y sombras, ensoñaciones y voluntarismos que no pre anuncian nada bueno, sino al contrario, un endurecimiento de las posiciones que hacen imposible el diálogo. Cuando lo que parece estar en juego son posiciones tan sustancialmente esenciales no hay entendimiento posible.


Algo análogo ocurre en estos días con las manifestaciones en ciudades de los EEUU contra la elección de Trump. Nada más que en este caso no se trata de religión sino de elecciones morales y sociales que se consideran "únicas" e "insustituibles". Manifestaciones que son organizadas, pagadas y coordinadas por fundaciones y centros intelectuales que hasta ahora (y desde hace décadas) vienen siendo financiados por el dinero del gobierno de EEUU, y que temen que les saquen su porción de queso.


Todas esas actitudes pueden llegar a malograr la oportunidad que se abre de iniciar un nuevo período de estabilidad mundial. VPO











El ministro del Interior Aryeh Deri (del partido ultraortodoxo sefardí Shas) describe el período actual como los “dolores de parto del Mesías”, durante el cual todo irá bien para el pueblo de Israel.

La victoria de Donald Trump en las elecciones en Estados Unidos representa además la caída de “los negadores e imitadores de la religión” (el judaísmo conservador y reformista), dijo Deri.

Dirigiéndose a una reunión del Consejo Religioso de la ciudad de Ashdod, Deri agradeció a Dios que “todos los negadores de la religión y todos aquellos que imitan el judaísmo y pensaban que podían tomar el control de Israel para implementar sus reformas destructivas” han sufrido un golpe.

El Ministro del Interior reconoció que “todavía es demasiado pronto para hablar de las ramificaciones de la elección de Trump a la presidencia de Estados Unidos”. Sin embargo, agregó, no hay duda de que “la influencia que los reformistas tienen en  el gobierno estadounidense y la gran amenaza que nos significa” ha desaparecido.

Israel, continuó, puede continuar “fortaleciendo la religión y el judaísmo tradicional que se nos ha sido transmitido de generación en generación”.

Muchos judíos habían dicho en los últimos días que la elección de Trump sería “un milagro que denota la llegada de los días del Mesías”, señaló Deri. “De hecho estamos experimentando los dolores de parto del Mesías, con todo cambiando para el bien del pueblo de Israel”.