Estrategia - Relaciones Internacionales - Historia y Cultura de la Guerra - Hardware militar.

Strategy – International Affairs – History and culture of War – Military Hardware.

Nuestro lema: "Conocer para obrar"
Nuestra finalidad es promover el conocimiento y el debate de temas vinculados con el arte y la ciencia militar. La elección de los artículos busca reflejar todas las opiniones. Al margen de su atribución ideológica. A los efectos de promover el pensamiento crítico de los lectores.

Our maxim: “understanding before action”
Our purpose is to encourage the knowledge and the debate of issues connected with art and military science. Selection of articles attempts to reflect different opinions. Beyond any ideological ascription. In order to impulse critical thought amongst our readers.

sábado, 3 de enero de 2015

Ataque mapuche en la Ruta 40.





http://www.laangosturadigital.com.ar/v3.1/home/interna.php?id_not=44353&ori=web


LOS TERRORISTAS DE LA REPÚBLICA DE ARAUCARIA.





Foto de Libres Y Poderosos. Confirman segundo ataque terrorista de grupo mapuche en nuestra zona. Tras el incendio al histórico refugio Neumeyer ahora el camionero atacado en la Ruta 40 aseguró que los atacantes "son de la resistencia mapuche y que todos les venimos a robar lo que es de ellos".

 Luis Rastellini es el camionero que fue atacado este martes 30/12 por tres hombres armados que le prendieron fuego el camión, lo golpearon e intentaron secuestrarlo.

El hombre de 42 años, oriundo de General Roca, relató a La Mañana de Radio Seis la traumática experiencia que vivió cuando fue interceptado y obligado a detenerse, alrededor de las 22 horas en el cruce de la Ruta 40 Sur con el ingreso a la localidad de El Maitén, en la provincia de Chubut, a unos 70 km al sur de El Bolsón.

"Venía por la ruta 40, desde El Bolsón hacia Esquel, y en el cruce a El Maitén me encuentro con una escena que primero pensé que era un accidente y por eso aminoré la marcha. Cuando me voy acercando veo el corte de ruta que habían hecho con piedras, y en ese momento veo que prenden fuego una botella y me la arrojan al parabrisas que se prende fuego. No entendía lo que estaba pasando. Pensé que era un piquete y les dije qué estaban haciendo en el medio de la ruta, que los podía pisar. En ese momento me bajan a la fuerza del camión y me dicen que son de la resistencia mapuche y que todos les venimos a robar lo que es de ellos", relató.

Confundido e incrédulo ante la delirante situación, Rastellini se bajó preocupado por el fuego que tenía el camión con la intención de abrir el capot pero, según manifestó, en esa oportunidad le arrojaron un bidón con combustible a la cabina y la prendieron fuego.



"Ahí sí me di cuenta que venía en serio. Fui a increpar al único que hablaba y me metió un culatazo en la frente. Sentí que me corría un chorro de sangre. Me dice vos te venís con nosotros y trató de agarrarme del brazo. Ahí reaccioné porque pensé que me mataban, le dije para qué quieren que vaya con ustedes y me aparté. En ese momento estaba pasando un colectivo chileno y me crucé a pedir ayuda. Si no era por ese colectivo no sé lo que me hubiera pasado, creo que me habrían matado", evaluó.

Según indicó, en ese momento escuchó dos o tres disparos detrás suyo pero no tuvo heridas de bala. "Nunca pensé que en una ruta de la patagonia me iba a pasar algo tan grave. Todo fue rapidísimo, en 5 minutos", añadió.

La víctima describió a los delincuentes como tres hombres delgados y jóvenes de entre 27 y 35 años. Estimó que el que dirigía la acción medía poco más de 1,70, de tez trigueña y cara alargada con ojos saltones.

"No tiraron panfletos y el que daba órdenes no hablaba en lengua mapuche, hablaba bien castellano pero como una persona de la zona", indicó. Los tres estaban armados, dos encapuchados y uno con el rostro semicubierto. Uno portaba un rifle, otro una pistola y el tercero un revolver cromado.

Rastellini se preguntó por qué la Gendarmería Nacional no actuó en ningún momento desde que ocurrió el hecho, a pesar de haber pasado en una ruta nacional. Incluso cuando trasladaron el camión quemado, todo ocurrió en un llamativo silencio de esa fuerza que no lo custodió ni lo detuvo en ningún momento.

"Después de detener el micro -cuando los atacantes se retiraron- pasó la policía que aparentemente iba a una reunión. Me dijeron que habían recibido dos o tres llamados pero que no habían podido ir no sé por qué motivo, si por problemas de móviles o algo así. También me parece muy raro que no se haya hecho presente Gendarmería, siendo una ruta nacional.

"Esto fue un acto terrorista. Estaban decididos a hacer algo así pero venían al voleo. Como conozco la zona, qué me voy a imaginar que me iban a atacar en el sur. Antes me había cruzado a Pablo que me hace señas de luces y pensé que me estaba saludando porque nos conocemos pero era porque lo habían atacado y me quería alertar. Después te enterás que en Chile también hubo ataques de estas características y están acostumbrados, pero acá no. Te shoquea, parece una película pero era algo real, salieron de la banquina y lo estaban preparando muy bien porque era un lugar donde no hay señal y donde las piedras no eran visibles. Me pregunto qué pasaba si venía una familia completa... la mataban", lamentó.

Incluso uno de sus tres hijos podría haber corrido serio riesgo si hubiese viajado con él como habían pensado. El joven tiene una discapacidad motriz y no se puede mover solo.

"Suele viajar conmigo pero al final por la fecha que era le dije que se quede. Si lo llevaba conmigo lo mataban porque no se puede bajar del camión, porque lo tenés que ayudar a subir y bajar", expresó conmovido.

La familia de trabajadores sufrió un golpe irracional y duro del que les costará reponerse. "Hoy mi vida es tratar de arrancar de nuevo. Somos una familia de trabajo, y nos quedamos con nada. Lo único que tengo son las manos y las ganas de seguir adelante. Las compañías de seguro no cubren actos de vandalismo, si bien tengo seguro contra terceros, el seguro total tampoco lo incluye. Esto es indignante. Quién me puede recuperar lo que me hicieron. Yo necesito mi herramienta de trabajo y no sé qué hacer", comentó.

El camión transportaba alimentos balanceados entre otros productos cuando fue incendiado. Afortunadamente se salvó el acoplado pero la situación de indefención en la que quedaron es total.

"Fue un ensañamiento terrible, sabían lo que hacían. No estaban borrachos. Estaban bien y sabían lo que hacían", concluyó.