Estrategia - Relaciones Internacionales - Historia y Cultura de la Guerra - Hardware militar.

Strategy – International Affairs – History and culture of War – Military Hardware.

Nuestro lema: "Conocer para obrar"
Nuestra finalidad es promover el conocimiento y el debate de temas vinculados con el arte y la ciencia militar. La elección de los artículos busca reflejar todas las opiniones. Al margen de su atribución ideológica. A los efectos de promover el pensamiento crítico de los lectores.

Our maxim: “understanding before action”
Our purpose is to encourage the knowledge and the debate of issues connected with art and military science. Selection of articles attempts to reflect different opinions. Beyond any ideological ascription. In order to impulse critical thought amongst our readers.

domingo, 9 de marzo de 2014

REAGAN, PUTIN y una FOTO.


 

 
 
 
 
 
 
REAGAN, PUTIN y una FOTO.
 

Son varios los presidentes de los EE.UU. que debieron confrontar con sus contrapartes rusos. A casi todos, les tocó perder. Como le toca, hoy, perder a Obama.


 Foto de Pete Souza fotógrafo oficial de la Casa Blanca.
La casi única y brillante excepción fue la de Ronald Reagan. Un actor retirado pero un estratega y un político intuitivo que supo poner de rodillas a la Unión Soviética. ¿Cómo lo logró? Muy simple: usó su sentido común. Obviamente, también tuvo la ayuda de dos grandes: Juan Pablo II y de Lech Walesa.

Dicen los que los que lo conocieron que él aconsejaba decir siempre la verdad. Probablemente, un precepto que ni el mismo cumplió totalmente. Pero, él agregaba que de este modo nadie le creería a uno y que así se lograba la mejor desinformación posible.

En el caso de esta foto. Reagan es fotografiado en la famosa Plaza Roja junto a Mikhail Gorbachev en 1988. Cuentan los que estaban con él que a cada paso que daba era interceptado por “turistas” que le preguntaban por la mala situación de los DDHH en los EE.UU. Sorprendido por tanta interés coincidente le preguntó a su traductor. Quien le respondió: “Son todos KGB”.

A muchos años de ese suceso llama la atención un joven rubio que posa junto a Reagan con su típica cámara de turista sobre su pecho. Hay quienes sostienen que se trataría del mismísimo Vladimir Putin. ¿Será?

En cuyo caso, será una prueba más de que nada ha cambiado.
 
EL ADMINISTRADOR.